“EL MINISTERIO BREVE DE FRANCISCO EMPARANZA”

Doctor Francisco Emparanza

Doctor Francisco Emparanza

“Ministro de Obras Públicas”, titulaba el periódico “La Semana” del 18 de enero de 1920. Y a renglón seguido ampliaba: “El Dr. Francisco Emparanza se hace cargo del puesto de Ministro. Entusiasmo despertado aquí por el suceso”.

La noticia había llegado a Saladillo el jueves 15 a través de los diarios capitalinos. Al día siguiente se produjo el juramento en el salón de actos públicos de la Casa de Gobierno, en la ciudad de La Plata.

Junto al doctor Emparanza fue nombrado también el doctor Juan José Alsina, para desempeñarse como Ministro de Hacienda. El Gobernador José Camilo Crotto les tomó el juramento de ley, y terminada la ceremonia se sirvió una copa de champagne.

Desde Buenos Aires fueron a acompañarlo el Embajador argentino en Inglaterra, Ingeniero Federico Álvarez de Toledo (hijo) y el ex Intendente Municipal doctor Raúl Torrent. Desde Saladillo viajó también una comitiva compuesta por los señores Santiago Gutiérrez, Alejandro Armendáriz, Policarpo Carrique, Santos Elizalde, el Presbítero Jaime Seguí y Manuel Ibáñez Frocham. El nombre de éste último sonaba como posible secretario del flamante ministro.

Conocida en Saladillo la noticia de que el juramento se había concretado, en el Comité de la Unión Cívica Radical comenzaron a dispararse bombas de estruendo. Minutos después una multitud comenzó a congregarse en la Plaza 25 de Mayo dando vivas al doctor Emparanza. Una caravana recorrió las calles del pueblo, encabezada por la banda de música que dirigía el señor Barberá. Los festejos duraron hasta la madrugada del sábado y esa misma noche se decidió que el día 8 de febrero se realizaría un homenaje al Ministro saladillense. (más…)

JORGE NOVELLA: «EL MAESTRO»

Jorge Novella «Maestro Rural»

Jorge Novella «Maestro Rural»
Fotografía del libro “Homenaje a un Maestro Rural pos su Vocación” de Mario Bianchini

Para “maestro” se estudiaba en las escuelas normales, obteniendo el título habilitante para ejercer la docencia. En ajedrez, se llega a ser “maestro” cuando se logran triunfos en torneos de renombre. Pero ser “Maestro”, es un reconocimiento que los alumnos, los padres, los vecinos, la sociedad, otorgan a quien con su vida ha sido un ejemplo y ha dejado una marca imperecedera en la vida de sus discípulos. Este es el caso de Jorge Novella, “Maestro de Escuelas Rurales” y “Maestro de Ajedrez”. (más…)

“EL KIOSCO DE LA PLAZA”

Vista de la Plaza con el Kiosco

Vista de la Plaza con el Kiosco

Desde su diseño original, realizado por Eduardo Holmberg en 1872, la Plaza ha recibido constantes modificaciones hasta nuestros días. Aplaudidas por unos y resistidas por otros, en las reformas de nuestro principal paseo público se han puesto en juego cuestiones estéticas, patrimoniales, funcionales y hasta económicas.

Las realizadas en 1922 por el Intendente Alejandro Armendáriz, padre de quien luego sería Gobernador de la Provincia, le dieron una fisonomía encantadora, que hoy perdida por los cambios posteriores nos lleva a recordarla con nostalgia. (más…)

“LA RUTA, EL COMERCIO Y LA INDUSTRIA”

Metal Fiol

Metal Fiol
Fotografía: “Aquí Saladillo” – 09/12/1967

Cuando en 1884 se inauguró el ferrocarril, las avenidas Moreno y Belgrano, desde la plaza hacia la estación, tomaron un impulso comercial que aún conservan. Es que el transporte de cargas y pasajeros suscitaba un movimiento continuo: coches de alquiler, carros de carga, hoteles, restaurantes, tiendas, peluquerías, almacenes de ramos generales, etc. Todo giraba en torno a la estación.

A mediados del siglo XX cobró fuerza el transporte automotriz y fue ganándole espacios al ferroviario. El antiguo carretero fue pavimentado y recibió el nombre de Ruta Nacional 205. Naturalmente el comercio fue instalándose en sus adyacencias.

Hoy, la ruta y sus calles colectoras, tienen una fuerza comercial destacada. Vamos a recordar algunos de los comercios e industrias que fueron pioneros en instalarse junto a ella, en la década del ’60. (más…)

“HISTORIA DE UN BARRIO Y SU ESCUELA”

Edifico original de la Escuela 26

Edifico original de la Escuela 26

En el trazado original del pueblo, más allá de las avenidas Bozán, Cabral, 31 de Julio (Mariano Acosta) y Pereyra, comenzaba la sección de quintas, a las que seguían las chacras y las extensas estancias. Cuando en 1912 se inauguró el Ferrocarril Provincial, cuestiones comerciales impedían instalar una estación a menos de cinco kilómetros de la de otra empresa. Esto dio origen a la estación Saladillo Norte y en el pueblo, las vías pasaban retiradas, en la sección quintas. Por el cruce con el Ferrocarril del Sud, se construyeron terraplenes con puentes en ese punto y sobre el carretero (Ruta 205) y la prolongación de la avenida Rivadavia.

Se trató de un ferrocarril de trocha angosta, por lo que otro de los modos de nombrarlo era “La Trochita”. Junto al puente de avenida Rivadavia se colocó una tarima junto a la cual se permitía que el tren aminorase su marcha y la gente se «apease», sin necesidad de tener que ir hasta Saladillo Norte. Por este motivo, desde entonces a ese lugar se le dio el nombre de “El Apeadero”.

De todos modos, las quintas ubicadas entre la avenida Pereyra y “El Apeadero”, siguió siendo un lugar prácticamente despoblado por varios años. Finalmente primó el sentido común y se permitió la construcción de una estación en el lugar del apeadero.

La inauguración se produjo el 23 de octubre de 1927 y contó con la presencia del Gobernador de la Provincia, Valentín Vergara. La nueva estación recibió el nombre de Juan Manuel León Ortíz de Rozas, nieto del Brigadier General Juan Manuel de Rosas, fundador del Partido de Saladillo. Ortíz de Rozas fue gobernador de la provincia en 1913 y falleció ese mismo año en ejercicio de sus funciones.

La avenida Rivadavia fue pavimentada hasta allí, para facilitar el acceso de los pasajeros. Frente a la estación se reservó un espacio para la plaza que recibiría el nombre de Malvinas Argentinas. Aquel espacio se convirtió en un lugar de paseo de las familias saladillenses que extendieron sus clásicas “vueltas del perro” en la plaza principal, en agradables caminatas hasta la estación del Provincial.

El dinamismo del ferrocarril hizo que las viejas quintas comenzaran a lotearse y lentamente fue tomando forma el Barrio del Apeadero. (más…)

“COMERCIOS DE 1929”

Casa Galli

Casa Galli (1928)
Fotografía de la Colección del Museo de Saladillo

A partir de una nota publicada en el periódico “La Semana” en el inicio de 1929, podemos reconstruir la actividad comercial de Saladillo en aquel momento. Los Cuadros Estadísticos de Rossi nos ofrecen un acabado panorama de Saladillo recién fundado. En 1884, el ferrocarril le dió impulso a la actividad comercial. Iniciado el Siglo XX y particularmente los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, generaron un espíritu de “progreso”, que se vio reflejado en la renovación edilicia (1). En esta nota veremos como el pueblo se consolida y se proyecta para ser ciudad desde los datos de su actividad comercial. (más…)

“UN DIA DE GRANDES INAUGURACIONES: IGLESIA, ESTACIÓN, ASFALTO Y AGUAS CORRIENTES”

 

Asfalto de la Rivadavia

Asfalto de la Rivadavia
Fotografía: “Confraternidad” – 23/10/1927

“Saladillo, señala con el de hoy, un día más para su historia de pueblo adelantado, progresista y creyente”. La cita pertenece al periódico “Confraternidad” del 23 de octubre de 1927, y podemos afirmar que no se equivocaba.

En aquel histórico día quedó inaugurado el Nuevo Templo, la Estación “Apeadero”, el pavimento de la Avenida Rivadavia hasta aquella estación y se colocó la piedra fundamental de las Aguas Corrientes.

Todos estos actos fueron presididos por el Gobernador Valentín Vergara y el Obispo de La Plata, Monseñor Francisco Alberti. (más…)

“DON VENERO MIRANDA: UN RELATO DE MALÓN”

Don Venero Miranda

Don Venero Miranda
Fotografía perteneciente a la señora Elba Batista

Cuando reporteamos a nuestra vecina Elba Batista y evocamos sus recuerdos sobre su vida en el paraje Emiliano Reynoso, surgió la figura de un antiguo poblador de Saladillo, Don Venero Miranda (1).

Nacido a fines del siglo XIX, trabajó en la Escuela de los Ingleses y vivió con la familia Batista en un puesto de la estancia “El Naranjo”. Luego pasó sus últimos años con Elba y su esposo, Ricardo Gorosito, en la zona de Emiliano Reynoso.

Dueño de una memoria prodigiosa, Don Venero contaba sus propias vivencias y transmitía las que había recogido de sus mayores, es decir, de los tiempos de la fundación de Saladillo y aún antes.

Vamos a compartir un relato de Don Venero Miranda, recogido por Santiago Lambert en su libro “Reseña Histórica del Paraje Emiliano Reynoso”, en el que cuenta una historia de malón y cautiverio  ocurrido en la estancia “El Aparejo” de Desiderio Barrera, cuando los Pueblos Originarios resistían el despojo de sus tierras: (más…)

“DON NEMESIO DE ORTÚZAR, UN HÉROE OLVIDADO”

Don Nemesio de Ortúzar

Don Nemesio de Ortúzar

El 1º de enero de 1868 se iniciaba la mayor tragedia que Saladillo haya vivido en toda su historia. El conductor de uno de los carros, que en caravana llegó ese día desde Buenos Aires, falleció de cólera. Se inició una epidemia que duró un año, hasta el 5 de febrero de 1869, cuando falleció Anastasia Ruíz, la última de las víctimas (1).

El saldo fue catastrófico y no hubo familia que no fuera alcanzada por la peste en alguno de sus miembros. Sobre un total de 7.000 habitantes en todo el Partido, los muertos fueron no menos de 700, es decir, el 10% de la población.

Toda tragedia tiene sus héroes, por sus actitudes solidarias y de arrojo. Ésta tuvo los suyos y de entre los miembros de la comisión que se formó para afrontar la emergencia, se destacan los nombres de don José Ramón Sojo y don Nemesio de Ortúzar.

Una estación del ex Ferrocarril Provincial y el paraje que la circunda llevan el nombre  de Sojo, pero el de Ortúzar ha quedado injustamente en el olvido, olvido del que lo venimos a rescatar. (más…)

“LA FUNDACIÓN DEL CLUB COLEGIALES”

Club Colegiales

Club Colegiales

Corre el año 1928, en la esquina de Sarmiento y Taborda, un grupo de muchachos compuesto por Fernando Norma, Ernesto Rodríguez, Julio Di Giulio y otros, le dan forma al sueño de fundar un club para practicar deportes y, si fuera posible, alquilar un local para reuniones sociales. “Colegiales”, lo llamaron, evocando al club porteño con ese nombre, que por aquellos años venía realizando una campaña exitosa.

José Rivero fue su primer presidente; vice, Nicolás De Biasse; Secretario, Fernando Norma; Tesorero, Eitel Lamanna; Pro Tesorero, Antonio Tancredi; Vocales: Atilio Rodríguez, Benito Formaggio, Pascual De Biasse, Joaquín Lazzaro; Revisores de cuentas: Pedro Villaverde y Héctor Dellatorre. Pronto se suma Félix Iparraguirre, quien será uno de los principales impulsores del nuevo club (1). (más…)