“A DIEZ AÑOS DE LA REINAUGURACIÓN DEL PARQUE DE LAS AGUAS CORRIENTES”

Entrada al Parque de las  Aguas Corrientes

Entrada al Parque de las Aguas Corrientes

La arquitectura de los cuartos de máquinas, la opulencia del tanque con su escalera caracol, las rejas de la entrada, las pérgolas abandonadas, el alambrado perimetral, la distribución de los añejos árboles… Todo hablaba de un pasado distinto, de un lugar al que las familias solían concurrir a pasear y tomar contacto con la naturaleza. Sin embargo, durante décadas allí sólo vimos abandono y pastizales impenetrables plagados de alimañas. ¡Hace diez años esa situación comenzó a cambiar! Hemos recuperado un espacio público para disfrutar, parte importante de nuestro patrimonio cultural.

A medida que el pequeño poblado comenzó a crecer, la cuestión del agua potable se volvió un tema esencial para las autoridades, en función de la salud y calidad de vida. En 1911 se inician los estudios del suelo a cargo del geólogo Santiago Roth y se localizan corrientes de agua a 156 metros de profundidad. Transcurren aún 10 años para que se inicien las gestiones tendientes a la concreción de las obras. Son los diputados Francisco Emparanza y Santiago Gutierrez quienes impulsan la iniciativa. Recién en 1927 el gobierno de la provincia decide concretar la obra y el propio Gobernador Valentín Vergara viene a colocar la piedra fundamental. Tres años más tarde todo está listo para la inauguración, pero el golpe de estado impide que sea Vergara quien presida la inauguración, la que se hace efectiva el 1º de noviembre de 1930.

Pese a que la ley marcaba la obligatoriedad de conectarse a la nueva red, que tenía disponibilidad para más de 1.000 usuarios, sólo alrededor de 500 la utilizan.

Una vez concretadas las obras se pensó en la utilización del predio circundante para paseo público y hubo una prolija y muy bien pensada diagramación del parque. Abundantes árboles de todas las especies, flores, pérgolas y caminos interiores, hicieron del lugar un paseo agradable a pocas cuadras de la planta urbana. En 1954 la provincia sede el espacio a la municipalidad, con destino a paseo público.

Juegos del Parque de las  Aguas Corrientes

Juegos del Parque de las Aguas Corrientes
Foto: “La Mañana” – 06/09/2003

Luego de estos primeros años de esplendor, que nuestros padres recuerdan con nostalgia de sus tiempos de niños, sobrevino el abandono.

La necesidad de contar con un espacio verde para la recreación fue una demanda que creció en forma proporcional al crecimiento del pueblo. Ya en 1983, los concejales Marcelo Tosca y Carlos Gorosito soñaban con reacondicionar el antiguo Parque de las Aguas Corrientes. Fue precisamente éste último, que ya intendente lo reinauguró el 6 de setiembre de 2003.

Se procedió a la limpieza total del predio, se colocaron luminarias, se instalaron sanitarios, mesas y bancos de hormigón, parrillas premoldeadas. A todo esto se sumó la colocación de numerosos y atractivos juegos infantiles, canchas de tejo, básquet y fútbol. Los caminos entre los añejos árboles se acondicionaron para incentivar las caminatas.

Ignacio Copani

Ignacio Copani
Foto: “La Mañana” – 06/09/2003)

El día de la inauguración fue una verdadera fiesta que contó con la actuación de Ignacio Copani. Fue rebautizado con el nombre de Francisco Emparanza, uno de los impulsores de la instalación del servicio de agua potable y la construcción del parque.

Desde entonces Saladillo ha recuperado uno de sus espacios patrimoniales que las familias disfrutan a lo largo del año y que los estudiantes utilizan para sus tradicionales picnics de la primavera.

Diversos proyectos pretenden jerarquizarlo con la construcción de un restaurante o piscinas. Si estos se concretan enhorabuena, pero será suficiente su conservación e impedir que ese histórico lugar vuelva a caer en el abandono.

Deja un comentario