“EL BANCO REGIONAL DEL SALADO”

Banco Regional del Salado

Banco Regional del Salado
(Ex “Tienda Los Vascos” – Actual “Ferretería La Toribia”)

Un signo inconfundible del crecimiento de un pueblo es la instalación de nuevas casas bancarias. En tal sentido la apertura en Saladillo de la sucursal del Banco Provincia en 1883 y la del Banco Nación apenas iniciado el siglo XX, expresan el impulso que el nuevo pueblo tomó a pocos años de su fundación.

Pero transcurridos 100 años, ese crecimiento debía ser ratificado. A fines de 1963, la apertura del Banco Regional del Salado viene a poner de manifiesto el deseo de Saladillo de seguir creciendo.

El Banco Regional del Salado nació en la vecina localidad de Lobos en 1961. Como su propio nombre lo indica su objetivo era contribuir al desarrollo de la región de la cuenca del Salado. Antes de 1963 ya contaba con una sucursal en 25 de Mayo y el 9 de noviembre de ese año inaugura su casa en esta localidad.

La de Saladillo fue la primera casa que el Banco adquirió en propiedad, hasta el momento venía arrendándolas. Compraron el inmueble ubicado en la esquina de avenida Belgrano y Almafuerte. Allí anteriormente había funcionado la reconocida tienda “Los Vascos” y en la actualidad se encuentra la “Ferretería La Toribia”.

De inmediato se iniciaron las refaccione de albañilería y pintura necesarias. La carpintería fue traída desde la ciudad de Lobos y el mobiliario adquirido era totalmente metálico, respondiendo a las tendencias del momento para las instituciones bancarias.

La puerta principal se encontraba ubicada en la esquina misma, y un acceso secundario estaba sobre la avenida Belgrano. Algún que otro resquemor causó la disposición de la gerencia y la sala de espera, las cuales estaban separadas del resto del salón, tan sólo por unos cristales, causando la sensación de que las operaciones se realizarían totalmente a la vista.

Hacia el fondo, un entrepiso serviría de archivo, y sobre el costado una casilla alojaría al policía de turno.

Entre las novedades proyectadas, se encontraba la instalación de un buzón para que los clientes pudieran realizar depósitos en los horarios en que la entidad permaneciera cerrada. Dichos buzones vendrían provistos de modernos mecanismos de seguridad contra robos o incendios, se anunciaba.

En cuanto al personal destinado para la nueva sucursal, se nombró a Pedro Enrique Möller, para el cargo de Gerente. Möller era oriundo de Saladillo y por ese entonces se encontraba trabajando en la casa central del Banco de la Provincia de Buenos Aires. Lo acompañarían en sus funciones 11 personas, la mitad de Saladillo y el resto provenientes de Lobos.

Anuncio de la Inauguración

Anuncio de la Inauguración
Periódico “La Semana” – 02/11/1963

Es llamativo el comentario que el periódico “La Semana” realizó el día de la inauguración. El Banco Regional del Salado, dijo, operará “apoyando sin retaceos a quien lo merece, por su conducta, espíritu de trabajo y corrección de procedimientos, pero desechando en cambio a tanto insolvente manipulador de cheques sin fondo como abunda en este pueblo” (La Semana, 09/11/1963).

El día se presentó desapacible y a eso de las cuatro de la tarde llegó el Directorio a pleno, procedente de Lobos. Puntualmente la inauguración dio comienzo a las 17 horas. Llegaron delegaciones de 25 de Mayo, General Alvear, Las Heras y Pedernales. Se hizo presente el señor Oscar Goenaga, en representación del Banco Central.

Se reunieron en total unas 400 personas que colmaron el local hermosamente adornado con 12 canastas de flores, obsequiadas por el Centro de Comercio  Propiedad e Industria y las principales firmas y cooperativas de la localidad.

Ubicada en el entrepiso, la banda de música del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, dirigida por Mario Cordova, ejecutó el Himno Nacional, dando comienzo al acto.

Se dirigió a los presentes el señor Ángel Manzolido, en representación del Centro de Comercio e Industria, entidad que bregó por la apertura de la sucursal. Tras él, hizo uso de la palabra el señor Bernardo Delfnio, presidente del Banco, quien expresó: “Se cumple con este acto un anhelo de la primera hora del Banco. Esta sucursal ocupa nuestro primer local propio, augurando echar raíces duraderas” (El Argentino, 14/11/1963).

El Cura Párroco, presbítero Antonio Gradoazo bendijo el local, “hablando luego para decir que este Banco que quedaba inaugurado tendía a combatir la usura que tantos y tan importantes daños hacía a la colectividad” (La Semana, 16/11/1963).

El acto cerró con una marcha de la banda de Bomberos, al tiempo que por micrófono se invitaba a los presentes a asistir al lunch que se serviría en las instalaciones del Club Social.

El lunes 11, a las 8 de la mañana, el Banco Regional del Salado comenzó a operar oficialmente en Saladillo. Su presencia fue relevante para el comercio, el agro y la industria local, hasta que en 1981 debió cerrar sus puertas sumido en las crisis económicas del país.

One Comment

  1. barbara 2015/04/10 11:34 Responder

    Es una pena que cerrara mi abuelo fue accionista de alli y a mi abuela nunca le avisaban como ivan las finanzas y tampoco le devolvieron nada de lo que mi abuelo tenia alli!

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>