“DE GARROTAZOS Y MACANEOS EN DEL CARRIL”

La Voz de Del Carril y El Tribuno

La Voz de Del Carril y El Tribuno

Bajo el título “El macaneo de un papelucho”, “La Voz de Del Carril” la emprende contra “El Tribuno”, en su edición del día 4 de Abril de 1925.

“El Tribuno” era un periódico de Saladillo, que desde 1918 dirigía en su imprenta, ubicada en San Martín 330 (entre Moreno y Sojo), don Sebastián Tersol.

Dice “La Voz de Del Carril”: “Teníamos pensado no ocuparnos de las tonterías que un pseudo «perrodista» – con mucho de «fifí» y muy poco de cultura y sinceridad, – estampa de vez en cuando en un papelucho que aparece en Saladillo bajo el título de «El Tribuno» o mejor dicho «trifulca»”. Y continúa luego refiriéndose a Tersol en estos términos: “…un pobre infeliz que dándoselas de escritorzuelo vuelca sus desahogos en el papel que es en honor a la verdad, merecedor de prestar mejores servicios en caso de necesidad o de apremiante apuro”.

¿Qué es lo que ha dicho Tersol, que merezca tanto enojo? En su edición del 29 de Marzo de 1925, “El Tribuno” titula “El Tribuno en Del Carril: Adviértense serias deficiencias en el servicio policial”. Y narra los siguientes hechos que fundamentan su afirmación: “Se han perpetrado varios atentados de los cuales resultaron víctimas vecinos honestos como los señores Guido Gabutto, Juan Asín y Nazareno Pavoni, quienes fueron objeto de violaciones de domicilio y tentativas de robo. El señor Gabutto al sorprender a varios individuos que se daban a la fuga fue herido en un brazo por proyectiles del vidrio de una botella que le arrojaron los desconocidos asaltantes”.

No encontramos mayor razón que el espíritu localista a la reacción de “La Voz de Del Carril”. Así se desprende de sus propias palabras cuando expresa: “La persona que no conozca nuestra población ni sepa qué clase de vecindario es el que la habita, al leer tan imbéciles macanas se creerá que aquí vivimos en plena anarquía”. Y desmiente a “El Tribuno” diciendo: “… los estimables convecinos don Guido Gabutto y don Juan Asín, no han sido víctimas de los hechos que relata…”. Y sale en defensa de la policía local manifestando que “La policía local, de la cual es jefe el digno meritorio don Felipe Rodríguez, cumple con su deber en todo momento…”.

Pero toda esta cuestión resulta desconcertante, cuando encontramos en un número anterior de “La Voz de Del Carril”, del 14 de Marzo de 1925, el siguiente relato: “Días pasados, los amigos de lo ajeno, penetraron en la casa del Sr Gabutto, con el objeto, sin duda, de tomarse varias botellas de cerveza y llevarse a la vez algunos comestibles. Don Guido, que según parece, no le dio tiempo a los rateros, de refrescar los gaznates, pues cuando se disponían a comenzar la «farra»      , la presencia del dueño de casa los hizo disparar como almas que lleva el diablo. Según nuestros informes, los émulos del célebre Caco, enojados por la inesperada visita del Sr Gabutto, le arrojaron a éste una botella de cerveza, pegándole en un hombro”.

Como se ve, el relato de “La Voz de Del Carril” es coincidente con el que pretende desmentir de “El Tribuno”. Además, a renglón seguido continúa con el relato de otro hecho, en el que en el Hotel de Urrunaga, Hipólito Day recibió un “garrotazo” de  Telesforo Pérez, hecho que reafirma las advertencias de “El Tribuno”.

No se entiende entonces la actitud de “La Voz de Del Carril” hacia Sebastián Tersol  y “El Tribuno”. Quizá futuras investigaciones nos arrojen más luz al respecto.

One Comment

  1. NORA MOCCIA 2014/03/27 14:41 Responder

    Si se entiende, lo “magneto” existió siempre, por eso a veces personalizar es sólo para hacer más visible algo que sucede independientemente de las personas. Ellas sólo encarnan una filosofía, un modo de ser y de defender intereses de un sector.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>