“DE BALDÍOS, PASTIZALES Y ROEDORES”

Martín Fierro y Rivadavia

Esquina de Martín Fierro y Rivadavia
Fotografía: “Aquí Saladillo” – 15/04/1967

Cada época de nuestra historia tiene características peculiares y hechos trascendentales que la singularizan. Pero también hay cuestiones que son comunes a todas. Se podría tomar al azar cualquier fecha y seguramente daremos con algunos males que parecen crónicos. El de los terrenos baldíos, con enormes pastizales, repletos de basura y plagados de roedores, es uno de esos males.

Hubo gobiernos municipales que se ocuparon en mayor o menor medida de la cuestión. Los hubo también negligentes. Y la constante, más allá del gobierno de turno, parece ser la educación y la conciencia del vecindario respecto al tema.

Recordamos uno de esos tantos casos, a modo de ilustración. La basura también es parte de nuestra historia y no por reiterada la cuestión, debemos dejar de hacer campaña, para reducirla.

En Febrero de 1967, el periódico “Aquí Saladillo” denunciaba y acompañaba con imágenes el deplorable estado en que se encontraban algunos terrenos del acceso al pueblo. Puntualmente fijaba su atención en las esquinas de Rivadavia y Martín Fierro y de Rivadavia y Viale.

Rivadavia era ya por entonces un acceso pavimentado. En las mencionadas esquinas se levantaban pastizales de la altura de un hombre. La primera inquietud que ello suscitaba era el peligro para el tránsito, pues los yuyos no permitían la visión de los conductores. De hecho ya habían ocurrido algunos accidentes. Dicho sea de paso, el del tránsito es otro de esos males que parecen atravesar toda la historia.

Como un mal menor, pero real, se señalaba el feo aspecto que estos baldíos daban a quien arribaba a nuestro pueblo.

La mayor preocupación era la gran cantidad de alimañas que allí se juntaban. Roedores y comadrejas tenían sus madrigueras en esos baldíos y eran un peligroso foco de infección. Para colmo de males, el vecindario tenía la mala costumbre de arrojar la basura en esos terrenos.

El Municipio reaccionó ante la denuncia y cuadrillas de obreros cortaron los pastizales. Se colocó un letrero recordando la prohibición de arrojar basura. Pero en abril de ese año, “Aquí Saladillo” volvía sobre el tema, reconociendo lo hecho, pero solicitando la limpieza a fondo de la totalidad de baldío y su desratización.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>