“ASÍ ERA LA ANTIGUA IGLESIA”

Antigua Iglesia y Casa Parroquial

Antigua Iglesia y Casa Parroquial
Fotografía: “Las Noticias” – 29/07/1933

El antiguo Templo, edificio que hoy ocupa el Teatro La Comedia, fue inaugurado el 30 de Agosto de 1865. El año próximo se cumplirán 150 años de aquel acontecimiento.

Como habíamos prometido, en HISTORIA SALADILLO iremos realizando una serie de notas que ayuden a rememorar esta larga historia religiosa local.

En esta oportunidad ofrecemos una breve descripción de aquella vieja Iglesia, hoy devenida a teatro. (1)

Levantada junto al antiguo edificio municipal, aquella primera Iglesia era una sólida construcción rectangular de 20 metros de largo, por 10 de ancho. Su frente, rematado en forma triangular tenía colocada una cruz de hierro. Las paredes laterales fueron construidas con un espesor de dos ladrillos y medios. Ladrillos, que por entonces eran mucho más grandes que los estándares utilizados en la actualidad. Esos muros tuvieron un ancho aproximado de un metro.

Ocho banderolas, con vidrios de colores, daban acceso a la luz del sol.

En la pared del fondo, formando una bóveda cóncava, se ubicaba el altar mayor. Este fue construido con maderas de cajones, por los vecinos Nemesio de Ortúzar y Joaquín Cazón. Tiempo después fue sustituido por otro, construido por el ebanista José Simón. Construido en cedro y de estilo gótico, estaba decorado con filetes dorados. La parte inferior de este altar, se encuentra en el costado derecho de la actual Iglesia, la superior estaba en la Capilla de Álvarez de Toledo. Por sobre el altar, una estrella, también de vidrio de colores, lo iluminaba con la luz solar.

Al ingresar, a través de una pesada puerta de madera, se ubicaba sobre el lado derecho una escalera en dos tramos que conducía al coro. Con baranda de maderas y piso de baldosa, estaba dividido en dos secciones: una para la ubicación del coro y el armonio; y otra, reservada para el público que desde allí podía presenciar las ceremonias. Aquel primer armonio fue donado por la Municipalidad en 1870.

La Iglesia, puesta bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción careció, en los primeros años, de imagen de la Virgen. Recién en 1869 se adquiere una.

Sobre el costado izquierdo se encontraba el púlpito, construido en madera pintada en gris celeste. Desde allí los sacerdotes realizaban su prédica a viva voz.

Una pila bautismal totalmente de mármol, con tapa de madera y herrajes de bronce, formó parte del Templo desde los primeros días y aún se conserva. Estaba ubicada sobre el costado izquierdo, rodeada por una reja de hierro.

Dos confesionarios de madera, constituido por un reclinatorio con una mampara con ventanilla, que separaba al cura del penitente, formaron parte de los objetos sagrado desde los comienzos. Estos se utilizaron durante mucho tiempo en el nuevo Templo y luego fueron destinados a la Capilla de Fátima y a Blaquier.

Construido en hierro labrado, con pasamanos cubierto en terciopelo rojo, al igual que el reclinatorio, el comulgatorio separaba el presbiterio de los bancos destinados al pueblo.

Éste, al igual que el Vía Crucis, las pilas de agua bendita y las arañas, fueron donados a la Capilla del Colegio de Hermanas, cuando se construyó el nuevo Templo.

En el exterior, una torre de forma piramidal constituía el campanario. En su extremo tenía un revestimiento de mayólica en azul y blanco, con otra cruz de hierro. En su interior, dos campanas cumplieron durante años la función de anunciar las celebraciones religiosas y acontecimientos importantes para el pueblo, como por ejemplo, la llegada del primer tren en 1884.

El techo, con forma de media caña carecía de cielo raso. Desde el interior se veían los ladrillos sostenidos por arcos de hierro.

El piso era de baldosa colorada, que se prolongaba hasta el atrio, construido en dos niveles sobre una superficie de 10 por 5. En ese lugar, además de las reuniones religiosas, se realizaron durante años las elecciones y  fue testigo de más de un altercado político. El límite con la vereda estaba demarcado por una verja de hierro sobre paredes de ladrillo.

Sobre el costado derecho se construyó la sacristía, con estanterías de madera en las que se guardaban los ornamentos.

En la esquina de San Martín y Belgrano estaba la Casa Parroquial. Se trataba de un edificio de ladrillo, con revoque pintado a la cal en color amarillo. Lo formaban tres habitaciones con ventanas a la calle San Martín. Una de ellas se destinaba a oficina parroquial, las otras eran destinadas para vivienda del cura. En la oficina había un gran escritorio de madera, que aún se conserva.

Todo el predio estaba rodeado por una tapia de ladrillo, con un portón de cinc sobre la calle Córdoba (hoy Toledo).

Toda la superficie que hoy ocupa el nuevo Templo, estaba cubierta de árboles, entre los que se encontraban un parral y durazneros. A la sombra de estos había una cancha de bochas que servía de entretenimiento a los señores curas y sus amigos del pueblo.

 

(1)   Fuente: BUREN, Carolina – “Reseña de los Primeros Cine Años de Vida Parroquial” – (1971).

3 Comments

  1. Diego 2014/09/15 0:35 Responder

    Excelente es la primera vez que leo como fue la primera parroquia, es una lastima que no se conservo la.fachada original cuando hicieron el teatro.

  2. marta 2015/08/22 18:02 Responder

    No hay fotos de esa epoca, Marcelo?

    • admin 2015/08/23 15:36 Responder

      Del exterior, está la que hay un hombre y un chico parados en el frente, muy difundida, y esta de la esquina, que ilustra esta nota. Me parece que alguna otra he visto. Del interior, la única que recuerdo en una de un casamiento en 1913, que la podés ver en la página de Eduardo González, “Saladillo en Sepia”.
      Para todos los que lean este comentario los invito ha recorrer esa página: http://www.saladilloensepia.com.ar/

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>