“VESTIGIOS DEL PASADO: EL RANCHO”

Vestigios del Pasado

Vestigios del Pasado
Obra de la artista Liliana Martínez

Este rancho se encuentra en la calle Lópe Serrano y es uno de los pocos que van quedando en la planta urbana de la ciudad.

Como queriendo resguardarlo del inexorable paso del tiempo, la artista plástica, Liliana Martínez, lo rescató en su pintura, a la que tituló: “Vestigios del Pasado”.

Esta obra, junto a otras del Taller de Pintura de la Profesora Leticia Pardo, se pueden apreciar durante el mes de Octubre, en el Museo de Arte Local (MALSA), los Viernes, Sábados y Domingos, de 18:30 a 20:30 Hs.

Como toda obra de arte que moviliza, esta de Liliana Martínez, nos lleva a rememorar sobre las humildes casas de barro en el pasado de Saladillo.

La artista Liliana Martínez y su obra

La artista Liliana Martínez y su obra

Luis Santiago Lambert, en su libro “Reseña Histórica del Paraje Emiliano Reynoso” señala sobre la época de Rosas: “La vivienda de aquellos tiempos era pobre casi sin excepción, baja, con paredes de barro y paja, y con techo de junco, paja o totora”.

Ya en 1826, en cercanías de la laguna de las Polvaredas, se encontró un rancho abandonado, nos cuenta Frocham  en “Apuntes para la Historia de Saladillo”. Y por la misma época, en un campo obtenido en enfiteusis por Juan José Anchorena, había unos 25 ranchos y una pulpería. Estas habían sido las viviendas de los primeros pobladores, que provenientes de la zona de Lobos se atrevían a cruzar el Salado y habitar en la tierra de los Pueblos Originarios.

A excepción de los cascos de las grandes estancias, el rancho era la vivienda común de los gauchos de entonces.

Parantes de palo, atados con lonjas de cuero, se unían a la cumbrera por tirantes que sobresalían formando el alero, lugar que serviría de sombra para sentarse a matear. Cañas o ramas de sauces paralelas, hacían de sostén al techo de paja, atada con juncos. El techo de chapa llegaría recién en las postrimerías del Siglo XIX, al igual que las puertas y ventanas de madera. Éstas, eran en un principio simples aberturas, cubiertas con cueros o cortinas de bolsa. El piso, por supuesto de tierra.

En el censo de José Antonio Rossi, de 1872, encontramos que en el pueblo había 39 ranchos y en todo el Partido, 1515, sobre un total de 2114 viviendas. Hasta ese año, en el que se edificó el primer edificio de la Escuela Nº 1 (sustituida por la actual en 1910), la primitiva escuela funcionó en un rancho, propiedad de Antonio Bozán, en el lugar donde hoy se encuentra el Club Social.

Lentamente las humildes viviendas han dado paso a las modernas construcciones sólidas. Unos pocos se mantienen en pie testimoniando el tiempo en que se vivió entre paredes de barro.

One Comment

  1. walter manuel ramirez 2014/10/19 17:18 Responder

    MUY BUENA OBRA SE PARECE MUCHO A MI CASA ACTUAL QUE ES UNA VIEJA CASONA EN RAEL CALZADA -ALMIRANTE BROWN.PROVINCIA DE BUENOS AIRES.-ES IDENTICA AHUN HOY TENEMOSEL PORTO DE RECUERDO COLOCADO EN EL MISMO LUGAR,EN EL PARQUE,.

    http://NO

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>