“EL HALLAZGO DE UN SCLEROCALYPTUS”

Extracción de un Sclerocalyptus

Extracción de un Sclerocalyptus

En el caluroso febrero de 2007, trabajadores municipales realizan excavaciones en la intersección de la Avenida Sanguinetti y la calle Rojas. Un golpe en la pala mecánica llama la atención del operario, quien desciende a observar de qué se trata. La sorpresa es mayúscula, los restos de un gran caparazón vuelven a ver la luz del sol tras descansar miles de años bajo la tierra.

Sin saber que hacer se da aviso al Museo local y se dispone un operativo para rescatarlo. La Directora del Museo, Claudia Calcedo se pone en contacto con personal especializado del Museo de Ciencias Naturales de la ciudad de Las Flores. De allí vienen Roberto Paoletti, por entonces estudiante de museología, y Javier Castillo, estudiante de geología.

Hallazgo de un Sclerocalyptus

Hallazgo de un Sclerocalyptus

Se resguarda el lugar y se inician las excavaciones para la extracción. Al cabo de cinco días, retiran un ejemplar prácticamente completo de Sclerocalyptus, de 1,4 m de largo. Se lo protege adecuadamente en “bochón” de yeso y se lo traslada al Museo para su oportuna restauración.

Han sido varios los hallazgos de fósiles en el Partido de Saladillo, pero este es quizá el más importante.

Los Sclerocalyptus pertenecen a la familia de los Gliptodontes, especies de quirquinchos gigantes, algunos de cuyos ejemplares medían hasta cuatro metros. Estos abundaron en nuestra región, hace unos diez mil años, conviviendo incluso con los primeros hombres que la habitaron.

2 Comments

  1. Julio Cesáreo Rodríguez 2016/04/04 22:43 Responder

    ¡excelente nota gracias por recordarlo y felicito por esta página!

    • admin 2016/04/05 10:17 Responder

      Muchas Gracias!

Deja un comentario