“SALADILLO EN 1900, VISTO POR UN INMIGRANTE FRANCÉS”

Elie Bergeal y la Estancia «María Antonieta»

Elie Bergeal y la Estancia «María Antonieta»

Los hermanos Denis y Elie Bergeal, primos de María Antonieta Faix, esposa de Federico Álvarez de Toledo, vinieron de Francia a trabajar en la estancia de sus parientes en Saladillo.

En 1901, Elie decidió volver a Francia y continuar con su ocupación anterior de docente. Para reincorporarse a esa tarea, le escribe al Inspector de la Academia de Tulle, contándole acerca del lugar donde estuvo y las actividades que desarrolló.

Esa carta constituye un invalorable documento para nuestra historia local, ya que hace una descripción del Saladillo de 1900, que nos permite reconstruir la fisonomía de nuestro pueblo hace un siglo.

Ella nos llegó a través de sus descendientes en Francia, quienes nos visitaron en el mes de Julio pasado (1). Transcribimos sus partes más significativas:

 

Descripción de Saladillo

 

Debo informarle, Señor Inspector, que he vivido en el campo todo el tiempo de mi estadía en la República Argentina.

Mi residencia era la estancia «María Antonieta» situada a veinte kilómetros de la localidad llamada Saladillo, capital del departamento de Saladillo, provincia de Buenos Aires.

Una estancia es una gran propiedad. De reciente fundación, 1863, como la mayor parte de las localidades que se han establecido en el territorio de la provincia, Saladillo tiene ya 2.500 habitantes y está situada a 186 kilómetros al sur-oeste de Buenos Aires por vía férrea. Debo indicar que no hay otras rutas. Los diferentes sitios se los indica por medio de postes de hierro de dos metros de alto y espaciados cada dos kilómetros.

Saladillo tiene calles de veinte metros de ancho que se cortan en ángulos rectos y son arboladas. Las casas son de ladrillo y solo tienen un piso. Unas pocas, de reciente construcción, tienen dos pisos. Los techos son planos y también de ladrillo. Las tres fotografías que estoy incluyendo aquí, que son las de la casa de La María Antonieta, le darán una idea de las casas de la localidad.

El centro de la ciudad está constituido por un cuadrado de 130 metros de lado y tiene un parque. Alrededor del mismo se encuentran los monumentos públicos: la iglesia, la curia, el municipio, el departamento judicial, las escuelas comunales de niños y niñas, las oficinas de la policía y un teatro que pertenece a la sociedad española.

Hay que notar también que hay una sociedad de música, una imprenta que publica el periódico «El Saladillo» tres veces por semana; un hipódromo donde se corren carreras todos los domingos durante el verano.

Saladillo tiene un gran comercio de lana, pieles crudas, bueyes, ovejas, caballos, maíz y trigo. A excepción de una importante harinera, una fábrica de fideos y macarrones, varias ladrilleras (faltando completamente la piedra de construcción), la industria es inexistente. Todos los productos manufacturados son importados.

La población, aparte del elemento autóctono, está constituida en especial por españoles, italianos y unos pocos franceses. Buen número de nuestros conciudadanos se han establecido en el campo donde se ocupan de cultivar maíz y especialmente de la cría de ganado.

España y Francia tienen cada una un agente consular en Saladillo”.

 

Descripción de la «María Antonieta»

 

Añadiré algo sobre mis ocupaciones.  En las grandes fincas de cría de ganado, situadas lejos de Buenos Aires,  no viven sus propietarios sino durante el verano. Para la dirección de los trabajos, la contabilidad (agrícola se entiende) y la correspondencia durante su ausencia, éstos necesitan de un representante quien se ocupa de mantenerles informados de los trabajos que se llevan a cabo. Es una posición nada difícil desde el punto de vista de servicio; sin embargo se requiere de mucha prudencia en tal actividad.

Esta ocupación la desempeñé desde marzo del 95 hasta marzo de 1900.

Desde mi llegada, en noviembre del 94 hasta marzo del 95, viví en la estancia para enterarme de los asuntos. En esta época del año los propietarios se encuentran en sus tierras pues es el momento de los trabajos más importantes, tales como: el trasquile y baño de las ovejas y el marcaje de los animales nacidos durante el año.

En cuanto a los trabajos yo únicamente debía ocuparme de la parte agrícola. Otro empleado, un local, se encargaba del cuidado de los animales pero me debía dar nota de su trabajo para que yo se la enviara a Buenos Aires.

La propiedad donde yo vivía pertenece al Señor F.A. Toledo, quien al presente vive en el 233 de la avenida Alvear, en Buenos Aires.

La extensión total es de 25.000 hectáreas. Pero el área que depende de La María Antonieta es de 2.800 hectáreas. Toda esta vasta propiedad y el terreno de la estancia propiamente dicha están cercados por una barrera de alambre muy tenso de 1.20 m. de alto.

Casi todas las partes cedidas a los colonos son así mismo cercadas. En las 2.800 hectáreas viven en libertad, día y noche, de seis a siete mil ovejas, ocho cientos a mil vacas o bueyes, y dos a trescientos caballos.

Todo el resto de la propiedad está arrendada a colonos que se ocupan en la crianza de ganado. Estos colonos, aproximadamente veinte, son irlandeses, españoles, franceses y locales.

Alrededor de la María Antonieta entre treinta a cuarenta hectáreas son desbrozadas anualmente. Se las dedica únicamente al cultivo de maíz, y los campos que habían producido dos cosechas eran, a continuación, sembrados de alfalfa.

Se ha creado un bosque compuesto principalmente de los árboles que encontramos en Europa y citados antes.

En cuanto a árboles frutales se han sembrado todos los que se cultivan en Francia, comprendido el olivo, el castaño y el nogal. En total se han plantado casi dos mil árboles frutales en La María Antonieta.

En marzo de 1.900, cuando el Señor Toledo y su familia se fueron a Europa, yo dejé la propiedad y me fui donde un propietario vecino, el Sr. Lizaso, amigo del Sr. Toledo, para enseñar francés a sus hijos. Me quedé allí hasta mi retorno a Francia en octubre de 1901.

 

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/08/un-encuentro-con-estilo-frances/

4 Comments

  1. Alejandro Mariotto 2014/11/13 2:19 Responder

    Excelente documento!!!!

  2. Graciela Savone 2014/11/13 3:15 Responder

    Esta carta es todo un documento!!! es verdad que describe claramente a Saladillo y la zona rural del 1900. Muy interesante…

  3. Francoise Bergeal 2014/11/15 22:31 Responder

    Somos muy felices que los saladillenses puedan leer esta carta, unico documento sobre su vida argentina
    Familia Bergeal

  4. Mariana 2016/03/24 2:54 Responder

    Muy interesante toda la historia

Deja un comentario