“EL FORTÍN ESPERANZA, ORÍGEN DEL PUEBLO DE GENERAL ALVEAR”

Fortín Esperanza

Dibujo de Eleodoro Marengo, que representa al Fortín Esperanza, el cual ilustra la tapa del libro “El Fortín Esperanza y el Pueblo y Partido de General Alvear” de Ramón Rafael Capdevila (1968).

La mayoría de los pueblos de nuestra zona tienen su origen junto a algún fortín de frontera, en los tiempos de lucha por la tierra de los Pueblos Originarios. Este no es el caso de Saladillo, que iba a ser fundado junto al Fortín La Parva, pero  se suscitó una fuerte discusión por considerarlo inseguro y se lo fundó en el centro del Partido (1).

Pero pueblos como Lobos, Navarro, Monte, 25 de Mayo, Azul o Tapalqué, tienen aquel origen fortinero. Este es el caso también de General Alvear, que junto al Fortín Esperanza surgió para dar seguridad a los estancieros de Saladillo y Las Flores.

La derrota de Rosas en la batalla de Caseros, trae aparejados profundos cambios en la campaña. El primero de hacer notar es el cambio de Juez de Paz, para el que es nombrado el propietario de la estancia “7 de Diciembre”, don Benito J Galíndez.

Pero lo más importante para la zona es la pérdida de esa “paz relativa” que Rosas había establecido con los Pueblos Originarios. Estos están decididos a defender cada palmo de tierra que les ha sido robada.

En enero de 1853 avanzan malones desde la zona de Tapalqué y llegan hasta Leonchos. El Juez Galíndez recibe refuerzos desde Lobos y 25 de Mayo y sale a perseguirlos. Los principales establecimientos afectados son Médano Negro, Martín Fuentes, El Mangrullo, Leonchos, Tres Bonetes y La Continental. Se estiman en 6000 las cabezas de ganado arriadas.

El fortín más próximo era “Mulitas” en 25 de Mayo, por lo demás, las propias estancias hacían de fortalezas. Leonchos, por ejemplo estaba rodeada de un foso con puente levadizo y un pequeño cañón.

Ante el cambio de situación, los estancieros de la zona solicitan al gobierno la construcción de un nuevo fortín. Firman entre otros: José Portugués, de la estancia “9 de Julio”; Carlos Camilión; Isidro Jurado; Andrés Dick, de la estancia “Tres Bonetes”; M D Miller, estancia “Los Toldos”; Ana Byrne de “El Cardal”; etc.

El 29 de Diciembre de 1853, el Gobernador Pastor Obligado y su Ministro de Guerra y Marina, General Manuel Escalada, firman el decreto autorizando la creación del “Fortín Esperanza”, base del actual pueblo de General Alvear. Su ubicación debe ser equidistante entre el fortín “Mulitas” y el cantón de Tapalquén. El costo de la construcción estaría a cargo de los vecinos de Las Flores y Saladillo. El Mayor Juan Agustín Noguera queda al frente del mismo.

Como era costumbre, a cada avance de la frontera, los Pueblos Originarios respondían con un ataque, expresando su ira ante la usurpación. La respuesta a la construcción del “Fortín Esperanza” no se hizo esperar. En Abril de 1854 llegan en malón hasta las estancias del sur de los partidos de Saladillo y Las Flores. Arrean toda la hacienda yeguariza que encuentran a su paso, la que sería utilizada por las tropas del nuevo fortín para salirles al encuentro.

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/07/fundar-saladillo-en-la-parva/

Deja un comentario