“ROMERÍAS ESPAÑOLAS EN VILLA ALVINA”

Villa Alvina

Villa Alvina

Desde los tiempos de su constitución, la Asociación Española de Socorros Mutuos, organizaba anualmente las “Romerías”, fiesta tradicional en su país de origen que, como tantos otros aspectos de su cultura, trajeron a nuestras tierras como una forma de sobrellevar el desarraigo que implicaba la inmigración (1).

Los espacios de las romerías eran el Teatro de la Asociación, las calles del pueblo, la iglesia y la denominada “quinta de las romerías”, espacio al aire libre en el que durante los días de la fiesta se realizaban bailes, juegos y diversos divertimentos. Con los años se contó para este fin con el “Prado Español”, pero en sus años iniciales se realizaba en la quinta de algunos de sus socios. Tal es el caso de la “Villa Alvina”, de don Enrique Martínez, donde se celebraron las romerías de 1915.

Martínez, había nacido en Asturias, España, en el año 1884. En 1904 se radica en Saladillo y aquí funda su familia junto a doña Francisca Fernández. De espíritu emprendedor instala una jabonería, para lo cual adquiere una quinta en las afueras del pueblo, a la que da el nombre de “Villa Alvina”. Pronto sus jabones, que llevaban impreso en relieve la imagen de la Virgen de Luján, son del gusto de  la mayoría de los vecinos. El éxito de su industria le permite en 1915 inaugurar el hermoso edificio que actualmente se conserva en la calle Lope Serrano, camino al cementerio.

Con los años, Martínez, en sociedad con Pedro Múlgara, instalará una casa de remates de propiedades y hacienda que llegará a ser la de mayor prestigio en el pueblo.

Pero al margen de su actividad comercial, Enrique Martínez, que no olvidaba sus raíces españolas, tuvo una importante actuación en la Asociación de esa colectividad, de la que fue su presidente en reiteradas ocasiones.

Por esta razón fue que cedió su quinta “Villa Alvina”, con su flamante edificio, para realizar las romerías de 1915.

Las fiestas se realizaron desde el jueves 18 de Marzo al domingo 21. Se iniciaron, como era costumbre, con disparos de bombas al amanecer. Luego se recibió, en la estación ferroviaria, a la banda de músicos que dirigía el Profesor Miguel Magaldo, acompañado por gaiteros, tamboriles, bombos y dulzainas.

Partieron de la estación ejecutando pasacalles por las avenidas Moreno y Rivadavia, hasta la cede de la Asociación Española.

Para la tarde estaba prevista una carrera de bicicletas alrededor de la plaza, pero fue declarada desierta por falta de competidores. Durante las cuatro noches se proyectaron películas y se organizaban bailes frente al Teatro Español.

En las tardes, cientos de vecinos llegaban a “Villa Alvina” a participar de los bailes populares y jugar al palo jabonado, carreras de embolsados, rompecabezas, tiro al blanco, etc.

Si bien las romerías eran una fiesta de los españoles, adquirieron un carácter cosmopolita en el que participaban todos los vecinos sin distinción de nacionalidad.

 

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/09/las-romerias-espanolas-fiesta-de-todos/

3 Comments

  1. zulema 2015/04/30 4:16 Responder

    Qué hermoso recuerdo. Me acuerdo de las romerias en el Prado Español,,, y de los gaiteros recorriendo las calles de la ciudad deleitádonos con su música…!!!

  2. villaverde nilda 2015/05/19 19:04 Responder

    El prado no se traslado a a la calle Belgrano y luego a las aguas corrientes?

    • admin 2015/05/20 9:47 Responder

      Así es, el Prado Español funcionó en Belgrano e Yrigoyen. No tengo noticias de que se haya trasladado a las aguas corrientes. Es probable que se haya realizado alguna romería allí.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>