“EL TESORO QUE NOS DEJÓ JULIO FERNANDO VOLONTÉ”

Julio Fernando Volonté

“La dignidad de un periodista” Julio Fernando Volonté en 2013, frente a sus escritos de 1976.

Julio Fernando Volonté es de esos hombres que inevitablemente estará presente siempre en nuestras historias. Pero no a partir de este momento en que lamentamos su partida, sino que ya lo estaba de forma notoria y podríamos afirmar incluso, que sin él, nuestras notas serían extremadamente pobres y en muchos casos hasta imposibles de narrar.

Esto que acabamos de afirmar no es exagerado en lo más mínimo y quedará demostrado en las líneas que siguen. En este momento de dolor, en el que hemos querido recordarlo y acompañar de algún modo a sus familiares y amigos, no tuvimos más que recorrer las reiteradas veces que su nombre se ha hecho presente en nuestra página.

De origen uruguayo, su abuelo, Julio Agustín Volonté, llegó a Saladillo en 1906 y apenas tres años después, compró el periódico “El Argentino”, que había sido fundado en 1900, por Víctor Simón (1). Así se inicia la historia de la familia Volonté en Saladillo, que dejará una marca imborrable en la historia de nuestro periodismo.

El mismo don Julio Agustín es quien toma el hábito de guardar los periódicos que él escribía y también los de sus múltiples colegas en Saladillo (2). Esta colección se va enriqueciendo con los años y tras su fallecimiento, a partir de 1934, es continuada por su hijo Miguel Ángel, quién sigue al frente de “El Argentino”.

Ya por entonces, Miguel Ángel Volonté, conciente del valor histórico que adquiere esa colección comienza a esbozar con ella apuntes sobre la historia de Saladillo, a los que denomina “Estampas del Pasado Local” y publica en “El Argentino”. Fue él también el redactor de los “Anales del Centenario de Saladillo”.

Es a partir de 1966, cuando tras la muerte de Miguel Ángel, entra en escena Julio Fernando, quien se pone al frente del periódico dando continuidad a la tradición familiar. Son años política y económicamente difíciles, en los que su valentía y talento se ponen de manifiesto.

“El Argentino” fue siempre un periódico que defendió los principios de la Unión Cívica Radical, entre los que se destacan los valores democráticos. Llegadas las duras horas de la dictadura, la pluma de Volonté no tiembla y sostiene con convicción esos principios. Da cabida en sus páginas a jóvenes del radicalismo para que se expresen. Francisco Ferro, Carlos Gorosito y Javier Quinterno publican sus análisis de la hora en el semanario. Esto lleva a que los hombres del gobierno militar adviertan a Volonté. Éste, sin embargo, convencido del valor y el deber de la prensa hace caso omiso a la advertencia. Tal actitud lleva a que sea allanada su casa y detenido en la comisaría local. Mientras tanto, en La Plata, Javier Quinterno es detenido en el Centro Clandestino “La Cacha” y permanece desaparecido durante 36 días. La campaña de Volonté desde “El Argentino” exigiendo su aparición con vida rendirá felizmente sus frutos (3).

El reciente 2 de Abril hemos compartido las reflexiones claras, precisas y comprometidas que Julio Fernando Volonté hacía en 1982, con motivo de la Guerra de Malvinas. Hoy puede parecer fácil opinar sobre el imperialismo británico y el rol jugado por los militares en aquel momento, pero Volonté lo hizo al calor de los hechos (4).

Pasados los años de la dictadura acompañó al doctor Alejandro Armendáriz en su equipo de gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Los avatares de la economía lo obligaron a poner punto final a la edición de “El Argentino” en 1992.

Tendrá luego tres gestos que marcan nuestra historia local:

La antigua “Marinoni”, con la que por un siglo se imprimió “El Argentino” fue donada a nuestro Museo y podrá ser apreciada por los saladillenses de siempre.

También donó aquella colección de periódicos locales que iniciaron su abuelo y su padre. Ellos forman hoy la Hemeroteca del Museo de Saladillo y son la principal fuente de nuestras historias.

Por último, junto a su hija Julia, recopilaron aquellas “Estampas del Pasado Local” que Miguel Ángel publicara en “El Argentino” y las volcaron en un libro que fue distribuido en las escuelas y bibliotecas del partido  (5).

La generosidad de Julio Fernando Volonté nos ha dejado un tesoro invalorable a los saladillenses. En cada nota que desde esta página publiquemos, lo mencionemos explícitamente o no, estará presente su nombre porque sin “El Argentino”, sin la Hemeroteca que atesoraron los Volonté y sin “Estampas del Pasado Local”, muy distinta sería nuestra historia.

Julio Fernando Volonté estará presente siempre!

 

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/05/el-argentino-y-sus-propositos/

(2)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/01/el-primer-volonte-y-el-argentino/

(3)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/03/saladillo-24-de-marzo-de-1976/

(4)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/04/reflexiones-de-un-2-de-abril/

(5)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2013/09/estampas-del-pasado-local-fue-entregado-a-las-escuelas-y-bibliotecas/

3 Comments

  1. claudia calcedo 2015/05/17 15:13 Responder

    Siempre lo recordaremos y nos seguiremos nutriendo de todo su extraordinario legado

  2. Martín Volonté 2015/05/18 0:10 Responder

    No hay nada que me enorgullezca más que llevar tu apellido en mi sangre, abuelo querido!!

  3. Carlos Alberto López 2015/05/19 23:56 Responder

    Se fue un hombre cabal. Honesto, brillante y comprometido con la democracia. Un militante inclaudicable desde su adolescencia. Su pertenencia al Radicalismo fue su bandera y su ejemplo. Heredo de su abuelo y de su padre inolvidable la vocación por el periodismo, que lo ejerció hasta su último aliento. Para mi, un AMIGO.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>