“EL EDIFICIO DEL CORREO”

Edificio del Correo

Edificio del Correo

El edificio de Correos y Telégrafos es sin dudas uno de los más hermosos de nuestra ciudad. De estilo ecléctico, con una marcada influencia francesa, se encuentra protegido en el ámbito provincial (1). Su funcionamiento ha sido vital en nuestra historia y continúa siéndolo, a pesar del avance de las nuevas técnicas de las comunicaciones. Su preservación es esencial para nuestra identidad local, por lo que llamamos la atención a las autoridades que correspondan por su marcado deterioro.

David Censi

David Censi: Cartero en bicicleta
Fotografía de la Colección del Museo de Saladillo

Desde los tiempos de Rosas, cuando los primeros pobladores se establecen al sur del Salado, surge la necesidad de establecer sistemas de correspondencias. Tanto la comunicación oficial, como la particular, es trasladada por los chasquis, quienes matando caballo atraviesan la pampa a gran velocidad, llevando las buenas y malas del momento. En los principales puntos del camino se establecen postas, donde siempre habrá un cordero al asador para reponer fuerzas y un caballo fresco para continuar el camino.

Al fundarse los pueblos se tienden los cables del telégrafo, sistema que permite transmitir a mayor velocidad las noticias urgentes. Luego llega el ferrocarril y el viejo servicio “postal” se agiliza con los trenes.

Desde entonces, la oficina del correo es un lugar neurálgico en la vida del pueblo. A principios del siglo XX, funcionaba en la avenida Rivadavia, entre Belgrano y La Rioja (12 de Octubre). Allí concurrían los vecinos para enviar sus mensajes a los más diversos puntos y luego, a esperar la respuesta en la puerta de la casa, de manos del cartero con su bicicleta cargada de noticias.

Hubo momentos críticos, como la prolongada huelga ferroviaria del ’17, que obligó al Jefe del Correo, Ladislao Nievas del Castillo, a realizar tres viajes en auto, por caminos intransitables, para cumplir con el servicio postal. O la inundación de 1919, que aisló al pueblo y la correspondencia era arrojada a la plaza desde un avión.

Tal era la importancia de este servicio, que el Dr. Francisco Emparanza presentó un proyecto para la construcción de un nuevo edificio, en la esquina de Rivadavia y Sojo. La interrupción del sistema democrático en 1930 llevó a que esta obra se concretara durante el gobierno de los conservadores. Su inauguración, sin grandes boatos, tuvo lugar el 19 de Diciembre de 1937, siendo Presidente de la República, Agustín P. Justo; Ministro de Obras Públicas, Manuel Alvarado y Director General de Arquitectura, José A Hortal.

(1) MIRASSOU Verónica – “Patrimonio Histórico, Cultural y Natural de Saladillo” – Saladillo (2007) – Pág. 37.

El Correo desde calle Sojo

El Correo desde calle Sojo

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>