“LA ESTANCIA POLVAREDAS GRANDES”

Salvador María Del Carril, Vicepresidente de Urquiza, Gobernador de San Juan, Ministro de la Corte Suprema de Justicia, ferviente Unitario, instigador del fusilamiento de Dorrego, fue uno de los principales terratenientes de Saladillo en la segunda mitad del siglo XIX (1).

Sus hijos, Benigno y Víctor, fueron actores importantes durante los primeros años de nuestra historia pueblerina. Y sus nietas, Adelina y Delia, fueron las parejas de los reconocidos escritores, Ricardo Güiraldes y Pablo Neruda, respectivamente (2).

José Antonio Rossi, en sus Cuadros Estadísticos, nos ofrece una muy detallada descripción de la Estancia Polvaredas Grandes, de Salvador María Del Carril, en 1870:

El establecimiento denominado Polvaredas Grandes, del señor Del Carril, es, a no dudarlo, uno de los principales del Partido.

En Toldos, en el Siete de Diciembre, por ejemplo, habrá una gran cantidad de ganado vacuno; distínguese y sobresale la estancia El Porvenir por sus 68.000 árboles, simétricamente agrupados en aquel pintoresco y encantador paraje; pero no hay establecimiento que aventaje al de Polvaredas en su importancia, sea agrícola, sea pastoril”.

El campo tenía unas ocho leguas de superficie, equivalentes a 21.500 hectáreas aproximadamente. Limitaba con el de don Joaquín Cazón, equidistante del pueblo del Saladillo y el arroyo de igual nombre. Tal era “la inmensidad de un campo que parece tener por límite la bóveda celeste en su aparente borde”, comenta Rossi.

Una casa con azotea y galerías, es la primera que enseña la morada del opulento dueño de tan rica vivienda.

Tiene al frente una plazoleta oblonga, sombreada por plantas muy altas y muy frondosas”.

Aparte de esta casa principal, contaba “Polvaredas Grandes” con grandes galpones con techos de tejas francesas, galpones de madera y viviendas para los peones, estratégicamente distribuidas.

A la distancia ya se podían observar sus frondosos montes. Muchos de esos árboles  habían sido plantados por Domingo Arévalo y Ramón Gallegos, los antiguos propietarios de esas tierras, desde los tiempos de la enfiteusis rivadaviana.

Los datos censales de Rossi arrojan un total de 105.556 plantas en toda la estancia. Predomina el sauce de Babilonia, álamos de diversas especies, acacias y robles. Estos últimos llevan al autor de los “Cuadros Estadísticos” a transportarse a su Italia natal.

También abundan las coníferas del tipo de los pinos, cedros, cipreses y abetos; así como nogales, castaños, cerezos, peros, manzanos, membrillos, nísperos, duraznos, higos, etc. En todos los puestos se encuentran abundantes parras.

El parque frente a la casa estaba adornado con numerosas flores de variados colores. “El Sr. del Carril es socio de la Rural, y recibe semillas de plantas y de flores de dicha Sociedad”.

A la agricultura eran destinadas 500 hectáreas, lo que resulta una superficie considerable para aquella época. Se sembraba principalmente trigo, maíz y alfalfa. Para esta actividad, “Polvaredas Grandes” se destacaba de otras explotaciones por las maquinarias con las que contaba: Una trilladora a vapor; 3 segadoras, sistema Wood; 1 sembradora de trigo; varias desgranadoras de maíz; 26 arados alemanes y 10 americanos; 7 rastras; 7 cultivadores y 4 carros alemanes.

Su fuerte era la ganadería: 112.000 ovejas, repartidas en 54 majadas; 4.000 vacunos; 350 yeguas y 120 caballos mansos. A su vez, poseía otras cuatro majadas de ovinos puros Negretti, Ramboulhet y Lincoln.

Concluye Rossi su exhaustiva descripción expresando: “Y con esto está indicada la importancia pastoril de Polvaredas, que si tiene rival en la ganadería, o en la agricultura, no lo tendrá en los dos ramos”.

 

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2013/12/de-espaldas-hasta-la-eternidad/

(2)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2013/11/un-casamiento-en-la-alta-sociedad-del-carril-guiraldes/

8 Comments

  1. maria cecilia marco 2015/07/09 20:25 Responder

    mi abuelo paterno fue encargado de esa estancia ,

  2. elsa noemi abarca 2015/07/10 11:22 Responder

    viví en esa estancia desde los doce a los 25 aproximadamente.recuerdo los pisos de mosaicos franceses en color blanco y negro en el living y de madera en las habitaciones.Los lustrábamos con mi madre,obviamente sin maquinas a mano y con una especie de sepillo pero muy pesado le sacábamos brillo.

    • Andrea Exposito 2016/01/29 22:15 Responder

      Hermosa estancia,un lugar inolvidable,momentos vividos con mi familia del corazon,ver estas fotos crean espectativas de que algun dia pueda volver…

  3. patrick maingard 2015/07/11 15:06 Responder

    Este campo es la historia de mi vida . Desde chico ya que mi padre era el dueno de esta estancia que tenia 817 hectareas. Me acuerdo de Marco por supuesto tambien de Ortis de de Luis Diaz de la familia Abarca aprecio mucho Mernardo Mabel Eelsa dante y walter.
    Hoy este campo tristemente de subdividio en 4 lotes que mis hermanos ya vendieron por lo que solo me queda para conservar como recuerdo de mis padres y de mi vida unas 200 hectareas que son el sello de la historia y tambien de mi familia . Amo ese lugar y lo conservo en respeto y recuerdo a mis padres Guy Maingard y Delia ALvarez de Toledo.

  4. patrick maingard 2015/07/11 20:17 Responder

    En la estancia debemos especialmente recordar los encargados del campo :
    En su momento y muy recordado por mi padre a Bozano , Marco, Ortiz, palacios, Luis Dias y muy particularmente a Bernardo Abarca quien tambien estuvo en la estancia
    San pedro con migo y que yo apreciaba mucho..
    Es cierto como dice Elsa , la hija de Bernardo Abarca y de Mabel que los pisos se mantenian sin maquina electica ya que no se pudo poner el cableado electico hasta el dia de hoy por el costo descomunal que aun representa en los campos aun estando a 180 km de la capital para tener luz .
    Mabel conserva una receta de mi padre de

  5. Alexis 2015/07/12 11:47 Responder

    Guardo muy lindos recuerdos, en polvaredas, al llegar en esa casa se vivia en un microcosmos, con sus personajes, nelida, que me cuidaba de vez en cuando y me leia historias, ricardo el chofer, los rumores decian que quizas entre ricardo y nelida habia algo, pero no lo puedo corroborar. Mis companeros de juego, dante y walter, con los cuales jugabamos al futbol y organizabamos excursiones al canal o a la laguna. Sin olvidar a elsa y leo (elsa era mas grande y leo mas chico que yo).
    De vez en cuando pasaba mi abuelo, guido maingard, el rey del pantano, visto que mas de una vez hizo falta ir a despantanarlo a la laguna con un tractor, y en la cocina si bien el prentendia ser el rey, la que controlaba todo era mabel, una cocinera fuera de norma, que tambien me cuido mucho.
    Es como bien dicen, una casa cargada de historias mas y menos antiguas. Hoy en dia, es una ruina que espero, algun dia Patrick Maingard tenga las fuerzas de levantar.

  6. Mariana 2016/03/24 2:42 Responder

    Se debería crear un fondo para restaurar este patrimonio cultural y modelo de vida y educación de los empleados que dejaron su energía para lograr q la estancia sea emblemática
    La he conocido ya no en buen estado y creo q rápidamente se debería comenzar la restauración

  7. Mariana 2016/03/24 4:18 Responder

    Triste ver patrimonio de la nación caerse

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>