“LA FUNDACIÓN DEL CLUB COLEGIALES”

Club Colegiales

Club Colegiales

Corre el año 1928, en la esquina de Sarmiento y Taborda, un grupo de muchachos compuesto por Fernando Norma, Ernesto Rodríguez, Julio Di Giulio y otros, le dan forma al sueño de fundar un club para practicar deportes y, si fuera posible, alquilar un local para reuniones sociales. “Colegiales”, lo llamaron, evocando al club porteño con ese nombre, que por aquellos años venía realizando una campaña exitosa.

José Rivero fue su primer presidente; vice, Nicolás De Biasse; Secretario, Fernando Norma; Tesorero, Eitel Lamanna; Pro Tesorero, Antonio Tancredi; Vocales: Atilio Rodríguez, Benito Formaggio, Pascual De Biasse, Joaquín Lazzaro; Revisores de cuentas: Pedro Villaverde y Héctor Dellatorre. Pronto se suma Félix Iparraguirre, quien será uno de los principales impulsores del nuevo club (1).

Cuarta División de Colegiales – 1929 –

Cuarta División de Colegiales – 1929 –
Fotografía de la Colección del Museo de Saladillo

Lo primero fue armar el equipo de fútbol y como no había Liga se organizaban partidos cuando aparecía otro grupo que quisiera jugar.

Para recaudar fondos se organizaban torneos de bocha, combates de boxeo y bailes, siempre en lugares prestados como el Club Carlos Calvo de La Barrancosa o el Teatro Español, del que se retiraban las butacas para hacer lugar.

En un campito de la familia Rodríguez, al fondo de la avenida Belgrano, armaron la primera cancha de fútbol. Don Pedro Elordi donó el alambrado y los postes. Un pequeño montecito de cina cina era la única sombra y hacía las veces de vestuario. La bomba de la casa de Medina, enfrente del campito, era usada para refrescarse y tomar agua.

Con el tiempo llegarán los logros deportivos: la tercera división se consagró campeón en 1931; la segunda en 1932; y en 1938 “Colegiales” se consagró campeón de primera división, venciendo a Huracán 1 a 0.

Un cambio de comisión en 1939, transformó la orientación del Club y dejó la práctica del fútbol. Los jugadores se pasaron al Club Jujuy, en tanto Colegiales se dedicó a las actividades culturales y literarias.

La sede social fue mudándose, de acuerdo a las circunstancias. Al principio se reunían en lo de Fortunato Zorrilla, en Cabral y Sarmiento. Después lo hicieron en la casa del Presidente Rivero, en Bozán y Cabral. Más tarde en 12 de Octubre y Toledo, casa de Salguero. También estuvieron en un local de la avenida Moreno, donde funcionó la Tintorería Santa Rosa; en el Bar de Antinucci, sobre Rivadavia, y en una pieza de la calle Almafuerte al 3.000. Cuando estuvieron en la esquina de Rivadavia y 12 de Octubre, llegaron a tener un ring y cancha de bochas. Luego ocuparon el local de avenida Moreno, casi Rivadavia, donde por muchos años funcionó la mueblería de Doti.

Finalmente llegó la sede propia, en Ministro Sojo y Mitre, con su cancha de basquet y su amplio tinglado, lugar obligado de reunión en las grandes fiestas saladillenses.

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/08/casa-felo-la-historia-vigente/

2 Comments

  1. marta 2015/08/26 22:50 Responder

    Conoci a Fortunato Zorrilla, el peluquero que vivia en la esquina de mi casa.

  2. Liliana Mabel Nanni 2015/11/28 19:33 Responder

    en la década del 60-70 ibamos todos los domingos a la tarde al club con mi papá MARIO NANNI (elecricista) ,mientras él jugaba a las bochas, nosotros con mis hermanos tomábamos gaseosa y eramos atendidos por “Poroto” del bufet del club…que lindos recuerdos!!! y los primeros bailes de adolescentes también fueron ahí…

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>