“LOS PUEBLOS ORIGINARIOS EN SALADILLO”

Los Pueblos Originarios en Saladillo

Los Pueblos Originarios en Saladillo

En la reciente celebración del 152º Aniversario de Saladillo fue reinaugurado el edificio del Museo, luego de las importantes obras de puesta en valor que se le realizaron (1). Al mismo tiempo se abrió al público la nueva muestra, la que se puede visitar los días Sábados y Domingos de 18 a 20 Hs, y los Lunes y Jueves de 17 a 19 Hs.

Tal como habíamos prometido, iniciamos con esta nota un recorrido virtual por la nueva muestra, lo que equivale a un viaje en el tiempo, por estos pagos del Saladillo.

En el ingreso a la sala nos encontramos con la presencia de los más antiguos pobladores de estas tierras. La figura de una familia nómada nos cuenta: “Hace por lo menos 10.000 años que estamos en la región. Cazamos incluso alguno de los grandes animales: El Tigre dientes de Sable, Gliptodontes, Mamuts y Megaterios. Extinguidos estos nos especializamos en Guanacos, Ñandúes, Pumas y Venados”.

Material lítico y fotos de toldos

Material lítico y fotos de toldos

Estas antiguas familias se establecieron en las zonas serranas del sur de la actual provincia de Buenos Aires. Pero permanentemente merodeaban por estos campos ricos en lagunas y pastos, en los que nunca faltaba la caza. Sus armas y enseres domésticos eran fabricados con aquellas piedras del sur bonaerense: “En piedra fuimos tallando puntas triangulares lanceoladas, almendradas y no sólo para lanzas y tiraderas, sino también flechas. Perfeccionamos bolas arrojadizas, boleadoras; continuamos fabricando raederas y raspadores; hicimos formidables punzones, sobadores, etc.”

Varias puntas de flechas y algunas boleadoras son exhibidas como muestra de aquellas armas. También encontramos un mortero utilizado para la preparación de los alimentos, así como otro de mano, en el que se mezclaban pigmentos para pintar la piel o decorar elementos.

Poco antes de la invasión española se inició un intercambio cultural entre los pueblos de la cordillera y los de la pampa. En pequeños grupos y de forma pacífica los Araucanos penetraron en la pampa, con ellos trajeron su platería, sus tejidos y la lengua. La Araucanización fue un largo proceso de penetración desde el Pacífico hacia el Atlántico, que duró 300 años e integró a Araucanos y Tehuelches. No fue una conquista violenta, sino una red de relaciones comerciales y matrimoniales, acompañada de la difusión de la lengua mapuche.

Los conquistadores españoles pusieron sus ojos ambiciosos en las minas de plata de Potosí y poca atención prestaron a las ricas tierras de la llanura pampeana. Buenos Aires, fundada por Pedro de Mendoza, fue abandonada y allí quedaron a la deriva vacas y caballos que en las ricas pasturas bonaerenses se multiplicaron libremente.

Mujer Originaria hilando

Mujer Originaria hilando

Los primeros grupos Tehuelches que se toparon con los caballos, los amansaron hasta hacerlos suyos. Esta incorporación les transforma la cultura, las distancias de los extensos territorios se acortan. El arreo de vacas hacia Chile les abre nuevas posibilidades de subsistencia, compensando de algún modo la pérdida que les significa la penetración española. Los Pueblos Originarios de la llanura desarrollan una auténtica cultura de resistencia, y cuando los españoles pusieron sus miradas en estas tierras, no les fue fácil ocuparla.

Con el cuero de los caballos y vacunos el indio hacía desde el toldo o ruca, hasta sogas y vestimentas. Podemos ver varias fotografías de toldos y la de una mujer originaria hilando lana.

Caballo de Delia Del Carril

Caballo de Delia Del Carril

Esta importancia del caballo para los Pueblos Originarios esta representada en la muestra con la reproducción de una pintura de Delia Del Carril. Como se sabe, Delia nació en la estancia Polvaredas Grandes, era hija de Salvador María Del Carril y fue la pareja de Pablo Neruda. Sus pinturas de caballos, son sin duda, una reminiscencia de su infancia en Polvaredas.

Previo al malón, los indios denominados «bomberos», espiaban día y noche la actividad de los blancos, escondidos en los pajonales, detrás de un médano o parado sobre el lomo de su caballo. En nuestra zona, por ejemplo, utilizaban el “Médano de La Parva”, así llamado por parecer de lejos una parva de pasto.

Como veremos en las próximas entregas de este recorrido virtual por la muestra del Museo, “La Parva” será un lugar estratégicamente importante en nuestra historia. Allí se instalará un fortín, para evitar el ingreso de los indios, y allí también se intentará fundar Saladillo. Actualmente ha quedado dentro del Partido de General Alvear, que inicialmente era parte del de Saladillo. Recientemente, investigadores de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN), lo localizaron y realizaron importantes estudios arqueológicos.

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/08/la-reinauguracion-del-museo-un-regalo-en-el-152o-aniversario-de-saladillo/

One Comment

  1. Marcela Mezzetti 2017/08/14 23:46 Responder

    Gracias por el material que contiene este blog. Utilicé algunas imágenes para un trabajo de tic para un curso del cie. Hasta pronto.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>