“EL DÍA EN QUE SALADILLO RECIBIÓ A SU CAMPEÓN”

Julio Jorge Olarticoechea - Campeón Mundial 1986

Julio Jorge Olarticoechea – Campeón Mundial 1986
Fotografía: “El Argentino” – Edición Especial de Julio de 1986

El 29 de junio de 1986 fue tal vez, el día más glorioso del deporte argentino, y también lo fue para el deporte saladillense. Es que entre aquellos héroes que se consagraron campeones mundiales del fútbol, en México, figuraba uno nacido en el corazón del barrio “La 31”.

“Peta”, para nosotros, reconocido mundialmente como “El Vasco de Saladillo”, Julio Jorge Olarticoechea, llegó a la cima del mundo sin perder la humildad que le transmitieron sus padres. Esa misma humildad con la que compartió pupitres, con sus amigos del barrio en la Escuela 2, y con la que aprendió a hacer gambetas en la cancha del Club Argentino.

Trece días más tarde, una multitud se concentra en Del Carril, allí donde el puente de la 205 cruza el arroyo Saladillo e ingresa a los pagos del “Campeón del Mundo”.

Junto al Intendente Francisco Ferro

Junto al Intendente Francisco Ferro
Fotografía: “El Argentino” – Edición Especial de Julio de 1986

Allí se detuvo el vehículo que lo traía y comenzaron las emociones, los abrazos y el beso interminable de Rosa, su mamá.

Entre banderas, bocinas y gritos, una caravana de autos de más de un kilómetro, lo acompaño hasta el pueblo. Sobre las veredas de las avenidas Pereyra y Rivadavia pudo reconocer muchísimas caras de vecinos y amigos, radiantes de alegría por él. Estaban todos, y casi a paso de hombre, el autobomba de los Bomberos Voluntarios, se abría paso rumbo a la plaza, en la que lo aguardaba una multitud, como pocas veces se vio en nuestro pueblo.

Todos querían verlo, tocarlo, abrazarlo, expresarle su gratitud. Mientras tanto, José Grassi repasaba por los altavoces, su paso por Argentino, su partida a las inferiores de Racing, y su consagración definitiva en este mismo club, en River, en Boca y finalmente en la Selección.

En nombre del pueblo de Saladillo, el Intendente Francisco Ferro, lo recibió y le entregó una plaqueta, a la que le sucedieron otras, entre las que se destacaban la del Gobernador Alejandro Armendáriz, el Honorable Concejo Deliberante y los clubes de nuestra ciudad.

La Banda de los Bomberos Voluntarios interpretó la Marcha del Mundial, mientras 150 globos celestes y blancos, se elevaban al cielo llevando una camiseta argentina, con el número 16.

Es que ese día Saladillo sintió tocar el cielo con las manos, representado en aquel humilde muchacho de barrio.

Vino luego una cena en el Club Colegiales y una carrera deportiva que continuaría en Europa y repetiría días de gloria en Italia ’90.

Recibimiento en Del Carril

Recibimiento en Del Carril
Fotografía: “El Argentino” – Edición Especial de Julio de 1986

Encuentro con su mamá Rosa

Encuentro con su mamá Rosa
Fotografía: “El Argentino” – Edición Especial de Julio de 1986

Multitud en la plaza

Multitud en la plaza
Fotografía: “El Argentino” – Edición Especial de Julio de 1986

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>