«LA ÉPOCA» Y SUS RECLAMOS POR EL SALADILLO QUE SERÁ

La Época

La Época

Bajamos de los anaqueles de la Hemeroteca el número 1 del periódico “La Época”, fundado el 19 de Octubre de 1902 por don Vicente Conejero. Su imprenta estaba ubicada en la calle San Martín entre Moreno y Corrientes (Sojo).

Bajo el título “Necesidades Locales”, Conejero realiza su editorial de presentación, en la que efectúa la descripción de un Saladillo bien diferente al actual. Enumera las principales falencias que presentaba el pueblo, las que paulatinamente se irán solucionando, algunas en el futuro inmediato, otras en el mediano plazo.

Transcribimos esa editorial, con el solo agregado de llamadas a notas en las que hemos expuesto como se resolvió esa cuestión:

Hemos hecho nuestra humilde presentación en el estadio de la prensa, en este pedazo de hermoso suelo de la provincia de Buenos Aires, para preocuparnos con especial ahínco de sus necesidades de orden moral, material e intelectual, hasta donde nos lo permitan las escasas pero bien intencionadas facultades de que nos es dado disponer.

Encuadrando nuestra acción y nuestra propaganda dentro del marco del orden más circunspecto y mesurado, hemos de incitar a este vecindario y sus autoridades comunales a que se preocupen siempre y constantemente de imprimir singular impulso a todo lo que se relacione con las necesidades reclamadas por el progreso y mejoras que en escala siempre ascendente forman la característica de la evolución en que se agitan todas las entidades modernas, en una época en que el avance hacia la perfección y el adelanto asume proporciones colosales.

Consecuentes, pues, con este orden de ideas, nos proponemos sintetizar hoy, a manera de programa sinóptico, cuya detallada exposición vendrá a su hora, algunas de las necesidades más salientes que el Saladillo siente en la actualidad, para poder encauzarse en bien definida marcha dentro de la corriente de sus propios destinos.

En efecto, el Saladillo no cuenta con un edificio escolar adecuado, en el que, resumiendo la triple faz de la comodidad, la higiene y la estética, pueda nuestra niñez recibir en condiciones fructíferas el pan intelectual que haya de desarrollar sus nacientes fuerzas psíquicas (1); no posee un hospital, en que poder atender debidamente a sus numerosos enfermos que soportan sus desventuras gimiendo en los dolorosos trances del pauperismo, confinados en pocilgas refractarias al aire y la luz que vivifican y sin la requerida alimentación y solícitos cuidados, únicos agentes que tal vez les devolverían su perdida salud (2); no ostenta un templo cristiano que armonice su arquitectura con la amplitud y espacio requeridos por las necesidades del culto, pues su vetusta iglesia actual, es además tan reducida y mal aireada, que en los días de solemnidad del culto se convierte en un verdadero atentado contra la salud pública y de las conveniencias sociales (3); no tenemos una casa municipal, que responda a las exigencias del ornato edilicio y que pueda dar conveniente alojamiento a las diversas oficinas destinadas al servicio de la comuna (4); debemos también aspirar a una instalación de aguas corrientes, desde que es un hecho científicamente comprobado, que la primera napa de agua de la Provincia, está contaminada o en vías de contaminarse en todos sus pueblos de alguna densidad de población, entre los cuales se encuentra el nuestro (3).

Finalmente y omitiendo otros puntos de menor cuantía, no pasaremos tampoco por alto una necesidad reclamada por la cultura social e intelectual de este vecindario; queremos referirnos a la creación de un club con su biblioteca anexa, que permita el honesto esparcimiento del ánimo y pueda encontrar un mayor exponente en que se deleite la cultura de sus concurrentes (5).

Este programa de aspiraciones latentes en el progresista vecindario de Saladillo, es indudablemente pasible de grandes y prolongados alientos para su realización. Sí, ello es muy cierto; pero aunando voluntades, interesándose todos los hombres de capacidad y de valor que por fortuna albergamos en el seno de nuestra población, toda esa silueta de progresos de carácter imperioso que dejamos esbozada, adquirirá en tiempo relativamente corto, las formas tangibles de una hermosa realidad.

Tal es nuestra profunda convicción, fundándonos en la experiencia y ejemplos ofrecidos por pueblos análogos y no de mayor importancia que el del Saladillo”.

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/01/el-nuevo-edificio-de-la-escuela-no-1/

(2)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/01/inauguracion-del-hospital-doctor-posadas/

(3)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2013/11/un-dia-de-grandes-inauguraciones-iglesia-estacion-asfalto-y-aguas-corrientes/

(4)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/11/el-palacio-municipal/

(5)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/07/la-biblioteca-popular-hector-taborda/

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>