“LA FRATERNAL: LA PRIMERA COOPERATIVA AGRARIA DE SALADILLO”

Almacén de la Cooperativa «La Fraternal»

Almacén de la Cooperativa «La Fraternal»
Esquina de Sojo y Posadas

El cooperativismo agrario tiene sus inicios en nuestro país a fines del siglo XIX, con la “Liga Agrícola Ganadera” de Junín y “El Progreso Agrícola de Pigüé”. Estas primeras cooperativas tienen como objetivo la cobertura de riesgos climáticos tales como el granizo, heladas, sequías o inundaciones.

En Saladillo, la primera en constituirse fue la Cooperativa Agrícola y de Consumos “La Fraternal”, en una asamblea realizada en el Teatro de la Sociedad Italiana, el 15 de agosto de 1920, ante una numerosa concurrencia.

Nuncio Doti, acompañado por cuatro o cinco vecinos gestaron la idea, pero no despertaron mucho entusiasmo y algunos vaticinaban el fracaso seguro de una iniciativa de ese tipo. Sin embargo, ellos no bajaron los brazos y recorrieron los campos exponiendo a cada uno de los colonos la necesidad de constituirse en guardianes de sus propios productos, expoliados por comerciantes inescrupulosos.

Los chacareros estaban acostumbrados a surtirse en los almacenes de ramos generales, en los que tenían un crédito ilimitado, pero que a la larga se les quedaban con el fruto de sus trabajos. La alternativa propuesta era clara, en lugar de quedarse protestando contra los almacenes de ramos generales y los acopiadores, los reemplazarían organizándose en una cooperativa.

Un grupo de 282 asistentes participaron de aquella reunión en el Teatro Italiano y la primera comisión quedó formada por Nuncio Doti, como Presidente; Vicente Cimino, Vice; Vicente Tordó, Tesorero; Francisco Ricart, Secretario; Juan Kiliscabia y Felipe Martínez, Vocales; Orlando Sanguinetti, Secretario de actas; Enrique Thomas y Coutiño, Síndico.

Al terminar el primer ejercicio ya eran 336 los asociados y pronto contaron con local propio. Junto a la Federación Agraria y el accionar de líderes como don Isidoro Medina y el Cura José Ráed, “La Fraternal” encabezará la resistencia contra los desalojos de los arrendatarios en la década del ’30.

La renovación y ampliación de sus dependencias, el 23 de julio de 1929, fue motivo de una gran fiesta, que contó con la presencia del Presidente de la Federación Agraria Argentina, Esteban Piacenza. Este local, ubicado en la esquina de Sojo y Posadas, además de ser el almacén cooperativo, fue también un importante centro cultural en el que se brindaban conferencias y exhibían películas para difundir el cooperativismo.

La crisis económica mundial acabó con esta primera experiencia cooperativa en nuestro pueblo, pero quedó sembrada la semilla que resurgirá durante los años del Gobierno Peronista, con varias cooperativas agrarias formadas en Saladillo, Toledo, Polvaredas, Del Carril, Cazón y Saladillo Norte.

One Comment

  1. claudia calcedo 2016/04/24 21:56 Responder

    es muy importante recuperar ,esta lucha de los trabajadores que es parte de nuestra historia local .

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>