“DON JOSÉ RAMÓN SOJO: UN HÓMBRE DE LA PRIMERA HORA DEL PUEBLO”

Don José Ramón Sojo

Don José Ramón Sojo
Fotografía: “La Semana” – 07/02/1915

Nacido el 4 de abril de 1840, en Baracaldo, provincia de Vizcaya, España, José Ramón Sojo llegó a la Argentina con apenas 17 años, a forjar su futuro. Se instaló primeramente en Lobos, donde trabajó en una casa de comercio. En 1859, ya se establece por cuenta propia, con un comercio que instaló en el campo de un señor Rodríguez, en las inmediaciones de Cazón. Desde entonces, su nombre estuvo ligado a Saladillo, que lo tuvo como uno de sus más activos impulsores en los años de la fundación.

En un paraje todavía merodeado por los indios y sin pueblos al sur del Salado, eran pocos los que se animaban a instalar comercios por aquí. Por razones idiomáticas, los inmigrantes españoles eran quienes mejor desempeñaban esta función. Sojo fue uno de ellos y esta condición de excepción le permitió progresar rápidamente.

Cuando el gobierno de Mariano Saavedra se decidió a fundar el pueblo de Saladillo, don José Ramón Sojo fue uno de los más interesados. La Comisión Fundadora, tenía pensado hacerlo junto al Fortín “La Parva”, en la frontera misma, pero Sojo estuvo entre los que se opusieron, porque lo consideraban muy arriesgado para llevar sus capitales. Él estuvo en la comitiva que esperó al Ministro Mariano Acosta, para elegir el lugar en que finalmente se levantó Saladillo.

Resueltas las cuestiones administrativas, adquirió el solar de la esquina de San Martín y Corrientes, calle esta última que hoy lleva el nombre de su hijo, el Ministro José Tomás Sojo. Allí levantó su casa y un local al que trasladó su comercio.

En el inicio del año 1868, Saladillo vivió el momento más trágico de su historia. Una epidemia de cólera terminó con la vida de centenares de vecinos. José Tomás Sojo y don Nemesio de Ortúzar, tuvieron en esa hora una actuación heroica, socorriendo a los afectados y poniendo en riesgo la propia vida.

En varias oportunidades fue elegido para integrar la Comisión Municipal, pero en general prefirió no participar de la vida política.

En 1869, regresó a España a visitar su familia. En ese viaje conoció y se casó con Silvestra de Orué, con la que regresó a Saladillo a formar su hogar.

Años después, la familia Sojo se radicó en Buenos Aires, para dedicarse al comercio mayorista mediante la firma Lloreda, Sojo y Mata, y posteriormente Pico, Sojo e Istueta. Es por entonces, cuando el local de San Martín y Corrientes es arrendado al Banco de la Provincia de Buenos Aires, para que instale en Saladillo su primera sucursal bancaria (1).

En el año 1897 se retiró de la actividad comercial y regresó nuevamente a este Partido, para instalarse en su estancia “Santa Isabel”.

En 1901 efectuó un nuevo viaje a Europa, del que regresó con la salud quebrantada, falleciendo el 4 de febrero de 1902.

Sus restos descansan en el cementerio de Saladillo y a instancias de su hijo, el Ministro Sojo, la estación del Ferrocarril Provincial, en las inmediaciones de la estancia “Santa Isabel”, lleva su nombre (2).

Sepultura de José Ramón Sojo

Sepultura de José Ramón Sojo en el cementerio de Saladillo

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2016/03/los-lugares-del-banco-provincia/

(2)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/10/un-poco-de-arqueologia-ferroviaria-desde-saladillo-a-sojo/

 

3 Comments

  1. María Zulema Segura 2016/05/13 0:43 Responder

    Muy interesante. No conocía tantos datos de su vida.

  2. Lorenzo sojo 2016/05/17 12:18 Responder

    Sera posible conseguir la foto de jose ramon sojo y copia del articulo de “la semana”
    Muchas gracias

    • admin 2016/05/18 10:33 Responder

      Lo ubico y se lo hacemos llegar. La foto está incluida en el artículo.

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>