“EL CENTENARIO DE ÁLVAREZ DE TOLEDO”

Centenario de Álvarez de Toledo

Centenario de Álvarez de Toledo

En la noche del viernes se iniciaron los festejos por la celebración del Centenario del Pueblo de Álvarez de Toledo. Un video realizado por el vecino Ángel Tieseira, recogiendo el testimonio de personas que han pasado toda su vida en Toledo; una charla histórica a cargo de Marcelo Pereyra y otra referida a la familia Álvarez de Toledo, expuesta por el Dr. Jorge Lenzi, bisnieto de don Federico Álvarez de Toledo, fueron el modo de iniciar la conmemoración.

Los actos centrales tuvieron lugar ayer, 21 de Mayo, día que fue consensuado como el de la fundación del pueblo. Una misa, descubrimientos de monumentos y placas, el encendido de 100 velas, el reconocimiento a antiguos pobladores y una muestra fotográfica, fueron los momentos destacados de la fiesta.

Hoy continuarán los festejos populares con el Pericón Nacional, dirigido por el Profesor Hernán Calcaterra y la actuación de Carlos Ramón Fernández.

Toledo cumple 100 años, pero su historia se remonta a pioneros que, desde al menos otros 100 años de luchas y sacrificios, la hicieron posible.

Brindis del Centenario

Brindis del Centenario

En los tiempos de Rivadavia se repartieron en enfiteusis, entre un puñado de amigos del poder, casi medio millón de hectáreas comprendidas entre los arroyos Las Flores y Saladillo, que hoy forman el Partido de Saladillo y parte de los partidos de Roque Pérez y General Alvear.

En la zona de lo que hoy es Toledo, aparecían como propietarios los señores Capdevilla, Muñóz y Frías, y sobre la margen del arroyo Las Flores, el Dr. Andrés Dick, un inglés amigo personal de Rosas. Ninguno de estos enfiteutas fueron pobladores permanentes de la región, sino que seguían viviendo en Buenos Aires y ocasionalmente en Europa. En sus campos vivían mayordomos y peones con sus familias, que cuidaban de la hacienda y corrían el riesgo del ataque de los Pueblos Originarios que se resistían a perder sus tierras.

Dick, adquirió finalmente la totalidad de las tierras de esta zona y fundó la estancia “Tres Bonetes”, cuya casa principal estaba en cercanías del arroyo Las Flores.

Estancia Tres Bonetes

Estancia Tres Bonetes

Con posterioridad a la caída de Rosas, don Federico Álvarez de Toledo, en sociedad con los señores Galíndez y Atucha, compran la estancia “Tres Bonetes” y se dedican a la explotación ganadera.

A raíz de un malón que se lleva cautivas a la hija, la esposa y la suegra de Galíndez, este se retira de la sociedad y “Tres Bonetes” queda en manos de los señores Toledo y Atucha.

En 1863, es fundado el pueblo de Saladillo y don Federico Álvarez de Toledo es un miembro activo de la Comisión Fundadora.

Apenas siete años después, en el censo realizado por José Antonio Rossi, encontramos que Toledo y Atucha tienen en “Tres Bonetes” 63.388 cabezas de ganado. Es de suponer que para el cuidado de esta hacienda, contaban con numerosos peones, los cuales vivirían en la estancia con sus mujeres e hijos. Pero además, la extensa propiedad estaba arrendada a pequeños productores, que también la poblaban con sus familias, sus peones y las familias de estos.

Entre estos arrendatarios rescatamos del libro de Rossi los siguientes nombres: Blas Aristimuño, José Villaverde, José Gómez, Santiago Cartier, Lino Cortéz, Santiago Gómez, Domingo Fernández, Pedro Illescas, Cruz Chavero, Francisco Acosta, Venancio Gómez, Manuel Gante, José María Páez, Benjamín González, Pedro Elichiri, Sinforosa Casas, Martín Gattiga, Pedro Gattiga, Eduardo Rock, Máximo López, Enrique Nollert, Juana Barrancos, Luis Torre, Pedro Vera, Alejandro Posadas, Luciano Fernández, Guillermo Irigoyen, Gabriela de Torres, Santiago García y Celedonia B de López.

Posteriormente, Atucha también se retira de la sociedad y don Federico Álvarez de Toledo decide el traslado de la casa principal de la estancia a un punto más cercano al pueblo de Saladillo. Es así, como en 1894 inaugura la “María Antonieta”, nombre que le coloca en homenaje a su esposa María Antonieta Faix.

Estancia María Antonieta

Estancia María Antonieta

Son estos los tiempos de la gran inmigración y en la zona de Álvarez de Toledo se radican muchos irlandeses, experimentados criadores de ovejas. Los apellidos Hogan, Lambert, Laffan, Fagan, Hanlon, Scaly, Keegan, Killan, Higgin, Green, Holze, Ebert, Corry, Comion, Comarck, Leaden, Kenny, Richardson, Brenan, Killiam, Tompson, Flyn, Kellym Mac-Loglin, y Gilligan, entre otros, aparecen en el partido de Saladillo y principalmente en la zona de Álvarez de Toledo.

El paso del Ferrocarril Provincial en 1912, trajo nuevas posibilidades de progreso. El trazado pasaba por un extremo de “María Antonieta” y allí se estableció un desvío de vías y se construyó una casilla de madera. Desde entonces el punto fue conocido como Desvío Toledo.

El ferrocarril fue generador de pueblos en todo el país y en Desvío Toledo ocurrió lo mismo. El 21 de mayo de 1916, la firma martillera de Elizalde y Cía, anunciaba la venta de chacras en Desvío Toledo para “fundar un pueblo”.

Cuatro años más tarde, éste ya era una realidad y contaba con escuela, comisaría, plaza, el predio para una capilla y el propósito de construir una estación ferroviaria. Para ayudar a su adelanto, el Intendente Alejandro Armendáriz formó una comisión de fomento, compuesta por los señores Ercilio Améndola, Rigobert Giordano, Alberto Bergeal, Enrique Carrano y Nicomedes Galdeano.

Como decíamos, numerosas han sido las familias que vivieron en esta zona desde hace mucho más que un siglo. A ellos el homenaje al celebrar el Centenario de este pueblo que fue posible gracias a sus esfuerzos, y al de sus descendientes, que no la han tenido fácil, pero que siguen apostando a un futuro próspero en Álvarez de Toledo.

Estación de Álvarez de Toledo

Estación de Álvarez de Toledo

3 Comments

  1. Patrick Maingard 2016/05/22 17:18 Responder

    Que bueno ver la el festejo del centenario del pueblo de Alvarez de Toledo. Me alegro y agradezco por la memoria de mi abuelo Federico Alvarez de Toledo. Agradezco al intendente Gorosito este recuerdo.
    En efecto mi abuelo nacio en la estancia los tres bonetes cerca del artoyo de las flores y de la ruta que une saladillo a las flores. Mi padre Guy Maingard compro la estancua San pedro en la cual estaba el puesto de tres bonetes el campo se delimitaba desde a ruta a las flores hasta Blaquier y lo delimitaba el arrollo de las flores.
    Mi abuel Federico Alvarez de Toledo tuvo una extensa carrera oolitica dentro del radicalismo del tiempo del presidente Irigoyen y luego hsbiendo perdido su fortuna mi padre Guy Maingard casado con Delia Alvarez de Toledo mi madre compro la estancia Polvaredad para que mi abuelo la administrara. Ka estancia Polvaredas que era en su origen de kas Del carril

  2. Patrick Maingard 2016/05/22 17:30 Responder

    La estancia tenia en su momento unas 817 hectareas y fue dividida en 4 lote los cuales mis hermanos vendieron sus 3 lotes quedandome hoy solamente con mi lote de 200 hects en donde se encuentra el casco.
    Veo en la foto que esta walter Abarca wue podria haber aportado parte de la reciente historia de los campos que pertenecian a mi abuelo Federico Alvarez de Toledo y que recompro mi padre a los Blaquier en su momento asi como la estancia Polvaredas que pertenecio a las Del carril para que luego de su larga vida politica mi abuelo Federico Alvarez de Toledo administrara. En sus ultimos dias ya que ahi fallecio en un paseo a la kaguna de polvaredas en una americana.

  3. Martín 2016/12/02 11:32 Responder

    Hola Patrick, buen día.

    Estoy escribiendo un libro sobre la vida y obra de la familia Cambaceres, en particular de sus integrantes más célebres, como lo fueron Eugenio y Antonino Cambaceres. Tu bisabuelo era tío de Eugenio y entiendo que también eran muy buenos amigos. Me gustaría ponerme en contacto contigo para compartir un poco de información al respecto.

    Muchas gracias,
    Martín de Rodríguez

Deja un comentario