“AQUELLAS PRIMERAS COMUNIONES”

Niños de Primera Comunión

Niños de Primera Comunión
Fotografía de la Colección del Museo de Saladillo

Para los creyentes, la comunión es uno de sus mayores actos de fe y reviste la misma importancia hoy que hace un siglo. Pero desde el punto de vista histórico, las comuniones de antaño tenían una significación social mayor y estaban revestidas de un sinnúmero de tradiciones que se respetaban con solemne rigurosidad.

Vamos a recordar una de aquellas comuniones, como muestra del ritual que se repetía año a año. Hemos escogido, para hacerlo, una que tuvo un carácter especial, ya que fueron las primeras que se realizaron tras la llegada de la congregación de las Hermanas del Niño Jesús a Saladillo.

Por iniciativa del Círculo de Obreros Católicos, el Colegio de Hermanas del Niño Jesús fue inaugurado el 1º de agosto de 1904, quedando bajo la supervisión de la Madre Saint Remy (1).

Apenas dos meses después tuvieron lugar las primeras comuniones de aquel año. El Cura Párroco, José Rezola, encomendó a las religiosas la organización de las mismas.

Señala el periódico “El Pueblo”, del 3 de noviembre de 1904: “Hace muchos años que la iglesia de Saladillo no celebra la ceremonia de la comunión con tanta pompa y con una concurrencia tan selecta”.

No fue esta una ceremonia popular, sino que se trató de los niños de “las principales familias del pueblo”, al decir del mismo periódico.

A las 8 de la mañana, la antigua Iglesia, edificio que hoy ocupa el Teatro La Comedia, estaba repleto por las familias de los niños que comulgaban por primera vez. “El interés que la ceremonia había despertado, congregó en nuestro templo a cuanto de distinguido tenemos en Saladillo”, comenta “El Pueblo”.

Acompañadas por las religiosas, ingresaron primero las niñas, formadas en fila, luciendo sus espléndidos vestidos blancos. Lo varones que habían realizado el catecismo, entraron guiados por el Cura Vicario, vistiendo elegantes trajes con pantalones cortos. Con los años, esta costumbre de lucir trajes y vestidos a los que no podían acceder los niños pobres, se resolvió unificarlos socialmente mediante el uso de los guardapolvos blancos.

Mientras en el armonio se ejecutaba música sacra, los niños se ubicaron en los asientos de las primeras filas.

Desde el púlpito, el Padre Rezola dio su sermón al auditorio, explicando el significado de la ceremonia.

Dio comienzo luego el acto de la comunión. Primero recibieron la hostia las niñas del Colegio de Hermanas, luego los varones y finalmente los adultos de ambos sexos.

Terminado el acto, las niñas elevaron cánticos de acción de gracias, dando un marco emotivo a la celebración.

Las familias se congregaron en el atrio y los niños repartían las tradicionales estampitas conmemorativas, recibiendo a cambio una propina de sus familiares y amigos.

Luego vendría una fiesta en las respectivas casas y se imponía la rigurosa foto de estudio, luciendo el moño de comunión, el rosario y el libro con las plegarias.

Recordemos a quienes tomaron la comunión en aquella ocasión:

Niñas: Adelfa Demaría, María Angélica Sabaté, Ofelia Roigt, Victorina Mena, Lilia Solá, Enriqueta Arroyabe, Georgelina Caro, Elia Bernaola, Julia Méndez, Juana Escarrá, Catalina Salvo, Carmen Conejo, Paula Pertino, Juana Carrano, Fabia Molina, Bernardita Villarreal, Eulogia Soria, Brígida Mac Namara, Ángela Saggione y María Balbiani.

Niños: Juan Eugenio Etchegoyen, José Ignacio Elso, Antonio Villaverde, Antonio del Valle, Juan Salvo Viale, José M. Claramunt, Francisco Villanueva, Eugenio Espino y Luis Pablo Saggione.

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/01/la-fundacion-del-colegio-de-hermanas-del-nino-jesus/

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>