“ANTONIO MAIDANA: LA TRAGEDIA DE HURACÁN”

Antonio Maidana

Antonio Maidana

Desde su creación, el 19 de septiembre de 1919, Huracán Football Club (1), tuvo entre sus socios al joven Antonio Maidana. Pronto llegó a ser uno de sus mejores delanteros, artífice de los grandes logros del Club de la Falucho en sus tiempos iniciales.

Era un jugador apreciado por su coraje y la energía con la que arremetía a sus rivales sin medir consecuencias. Pero mucho más era valorado por sus condiciones de persona de nobles sentimientos y buen compañero. Lamentablemente sus antecedentes cardíacos no fueron tenidos en cuenta, lo que tendría que haberlo mantenido al margen del campo de juego. En aquellos tiempos los clubes no contaban con médicos que evaluaran las condiciones físicas de sus muchachos y en esto subyació la tragedia de Huracán.

Lápida de Antonio Maidana

Lápida de Antonio Maidana
Obra del escultor Arduino Dassatti

El domingo 21 de agosto de 1927, el Club Unión de Del Carril debía disputar un partido amistoso con sus pares de Estación Ernestina, en el Partido de 25 de Mayo. El equipo carrilero buscó refuerzos en las jugadores de Huracán y a tal fin partieron en el tren de la mañana los jugadores Orestes Bozzano, Juan M Elizalde, Carlos Gómez, Pedro A. Bello, Fernando Aispuro y Antonio Maidana. En Del Carril se unieron a David Cordero, Marcelo Mosca, José Martínez, José Escalier, Rafael Benítez y Dionisio López. Luego del almuerzo emprendieron el viaje en auto hasta Ernestina, estando a las 15 Hs. en el campo de juego iniciando el encuentro.

Corría el minuto 20 cuando Maidana se coloca cerca del arco contrario y se acomoda para recibir la pelota con el pecho. Casanova, defensor de Ernestina sale a disputarle el balón y en la fuerza de la jugada le pega un golpe en el pecho a Maidana. Éste cae a tierra y es asistido de inmediato por sus compañeros. Un profundo ahogo le impedía respirar y percibiendo la gravedad del caso se resolvió llevarlo en auto hasta el Sanatorio Ernestina, distante unas tres cuadras. Los doctores Víctor y Humberto Terrisano hicieron todo lo que tuvieron a su alcance, pero el esfuerzo fue inútil: el joven Maidana había fallecido. Tenía tan sólo 22 años.

Con los pocos recursos de comunicación de la época, la triste noticia se difundió por la zona enlutando al mundo deportivo.

La comisión del Club Ernestina resolvió hacerse cargo del ataúd para el jugador. Recién a las 11 y ½ de la noche estuvo todo listo para trasladarlo a Saladillo. En el camino, el cortejo formado por tres autos, se encontró con una comitiva que iba hacia Ernestina, conducida por Atilio Viale. A las tres de la mañana se llegó a Saladillo y se hizo la dolorosa entrega a su familia.

La comisión del Club Huracán, presidida por Serapio Escarrá ofreció la secretaría del Club, ubicada por entonces en la calle 12 de Octubre, entre Sarmiento y Almafuerte, para realizar el velatorio.

El sepelio se produjo el lunes 22 a las 16 hs, siendo uno de los últimos multitudinarios realizados en la antigua Iglesia, actual Teatro La Comedia, que en breve sería remplazada por la nueva.

El cajón, cubierto con la bandera albinegra de Huracán, fue llevado a pulso hasta el frente del Teatro de la Sociedad Italiana, cuadra hasta la que llegaba el pavimento de la avenida Moreno. Allí, un carruaje de la empresa de pompas fúnebres “La Razón”, de Francisco Acquaviva lo condujo hasta el cementerio. Centenares de personas acompañaron el cortejo y otras tantas no pudieron hacerlo por falta de coches.

Una vez en la necrópolis pronunciaron palabras de despedida el joven Armando Lucangioli, por Huracán Football Club; Justo Idoeta en nombre del Club Jacobo Urso y el presidente del Club Sportivo de Saladillo, Carlos Gianetti. Se leyó también una nota de pésame del Comité de la Juventud Radical, “Dr. Francisco Emparanza”, en el que el joven Maidana militaba.

El 19 de agosto de 1928, al cumplirse el primer aniversario de su desaparición, se le realizó un pequeño homenaje en el cementerio y se colocó una lápida realizada por el destacado escultor don Arduino Dassatti.

El 9 de septiembre de ese mismo año, como muestra de la admiración que se le tenía, fue fundado el “Club Atlético Antonio Maidana”, que si bien no tuvo una larga trayectoria ha quedado en la historia deportiva local como un homenaje al joven jugador de Huracán. El debut se produjo en la cancha de Plaza Falucho, enfrentando al equipo de “Los 11 Diablos”. Los de “Maidana” formaron con: J Navarro (Cap); De Marco; Micheline, Loza, Cantos, R. Manco, Mendoza, Medina, Fasano, Labernia y Gren.

Cerramos esta nota recordatoria con un poema de Zolla Rodrigo, publicado en el periódico “La Semana”, el 4 de septiembre de 1927:

 

ANTONIO MAIDANA

 

Ayer en nuestros campos gozoso te mostrabas

haciendo del deporte tu más cara pasión;

bañándose en tu gracia el juego se animaba

porque eran tus partidos del pueblo admiración.

 

Los bravos aclamaron tus fuerzas deportivas,

bizarro de las canchas, de las que fuiste honor;

amante de la gloria, te arrebató la vida

cuando con gesto heroico lucías tu valor.

 

Fuiste aquel domingo con más fe que otros días

a defender altivo el nombre de «Huracán»,

y el manto de victoria que siempre te envolvía

tendió sobre tu pecho un manto, ahora mortal.

 

Y fuiste el héroe mártir del juego que en delirio

sumía tu alma grande de noble luchador:

por eso es que esa hora que te llevó al martirio

envuelve nuestros pechos en luto y en dolor.

 

Tu vida se ha alejado del campo de deportes

que en alas de la muerte te arrebató fatal;

más vives en la mente de tus amigos nobles

que ebrios de esa pena por ti llorando están.

 

¡Maidana, tú ya has muerto… más queda tu bondad!

hablando a nuestras vidas de nobles ideales;

de tu afecto al vencido, de tu caballerosidad,

del ejemplo que encierran tus actos personales.

 

Por eso tu recuerdo vivirá eternamente

en el deporte noble al que tu diste brillo;

y tu ejemplo el recuerdo será, más elocuente

que viva entre las glorias de «Huracán de Saladillo».

 

En mérito al deporte que te rindió triunfando

y a la pasión de atleta que te llevó al reposo

te haremos la promesa de continuar luchando

por lo que tanto amaste. ¡Descansa pues glorioso!

 

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2016/03/los-comienzos-del-club-atletico-huracan/

 

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>