“UN AUTÓGRAFO DE ALFREDO PALACIOS PARA «LA SEMANA»”

Alfredo Palacios

Alfredo Palacios
Fotografía: “La Semana” – 16/11/1930

El 6 de septiembre de 1930 el gobierno popular de Hipólito Irigoyen fue derrocado por lo que “La Semana” califica de pronunciamiento cívico militar, encabezado por el teniente general José F. Uriburu.

Pocos días después se hace cargo del gobierno comunal el Dr. Atilio Viale, desplazando al Intendente Radical Santos Elizalde.

La restauración conservadora está en marcha, la Década Infame ha dado comienzo, y su brazo perverso no tarda en llegar a Saladillo.

El 5 de octubre, ya impreso y despachado por correo, el periódico “La Semana” es levantado de circulación por la policía local, acción que ejecuta el Oficial Inspector Acosta. Los fundamentos de la medida se basan en que “La Semana” en esa edición se solidarizaba con su colega “La Tarde” de Zárate, censurado por el régimen.

Portada de La Semana 16/11/1930

Portada de La Semana 16/11/1930

En las semanas siguientes el periódico local vuelve a circular, pero en su portada se lee la siguiente comunicación policial:

A sus efectos hágole saber que deben notificar a los directores o personas debidamente autorizadas que los reemplacen, de los diarios, periódicos y revistas que aparezcan en ese partido, que deben ajustarse los términos de sus publicaciones a la situación de estado de sitio, ya sean en los artículos o sueltos de redacción, como en los documentos o cartas de terceros y EN LA TRANSCRIPCIÓN de artículos de otros diarios del país o extranjeros, pues de no hacerlo así, se les exigirán las responsabilidades que correspondan. P. Sorondo, Tte Coronel, Jefe de Policía”.

Este es el clima que reina, la democracia avasallada en lo más profundo, silenciadas las expresiones populares, censurada la prensa. No es momento para tibios, es la hora en la que los grandes líderes políticos deben alzar su vos y en la que la pluma de los periodistas libres no se puede dejar amedrentar.

Juan Carlos Dellatorre

Juan Carlos Dellatorre
Director del periódico La Seamana

Una de las fuertes voces parlamentarias de entonces es la de Alfredo Palacios y una pluma firme en el periodismo local es la de Juan Carlos Dellatorre, director del periódico “La Semana”. Palacios alza la voz y Dellatorre la reproduce.

El líder socialista se hallaba separado de las filas de su histórico partido, pero: “Rota la tradición de libertad y en peligro nuestra democracia – expresa – entiendo que no tengo derecho de permanecer alejado de la vida política”. Y se reincorpora a las filas del Partido Socialista.

En su manifiesto continúa diciendo Palacios: “No soy enemigo del ejército, pero repudio su predominio en la vida civil donde desearía ver organizada una juventud que estreche los lazos fraternales con los demás pueblos, que disipe todas las dudas, que malogre todas las suspicacias y que sea capaz de crear una democracia dinámica y orgánica estando siempre a defenderla contra los enemigos de la patria que quieren substituirla con una menguada dictadura”.

Vuelvo a las filas del partido en una hora triste de nuestra nacionalidad porque es menester aunar todas las energías para impedir la declinación de nuestra incipiente democracia que está en peligro. Este es el problema fundamental de la hora presente”.

(…) “No serán seguramente, los hombres de las pasadas oligarquías los que estén destinados a efectuar esa obra, porque carecen de emoción colectiva y orientan su vida hacia el poderío individual”.

Así se manifestaba el líder socialista y así lo reflejaba el periodista radical en Saladillo.

Se le hizo llegar a Palacios un ejemplar de “La Semana” reproduciendo su manifiesto y Palacios envió a “La Semana” su autógrafo en señal de agradecimiento.

Autógrafo de Alfredo Palacios para La Semana

Autógrafo de Alfredo Palacios para La Semana
Fotografía: “La Semana” – 16/11/1930

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>