“SALADILLO: UN POEMA DEL CENTENARIO”

Desfile del Centenario

Desfile del Centenario

En el transcurso de los festejos del Centenario (1963), muchos fueron los artistas que con pinturas, fotografías o poemas, obsequiaron al pueblo en su festejo.

Rescatamos en esta oportunidad al poema titulado “Saladillo” de Graziella Licia Moreno Caro de Jordán, una de las tantas hijas del pueblo que debieron migrar a otros lugares, pero que en el Centenario quisieron estar presentes sumándose a la gran fiesta. El poema tiene además la particularidad de ser descriptivo del desfile que en aquella ocasión se realizó.

“SALADILLO”

Hoy después de muchos años de ausentarme de tus lares

Desfile Escolar (1963)

Desfile Escolar (1963)

y a pesar de la nostalgia que a menudo me invadió,

al recuerdo de tus monte, tus trigales y tus prados,

de los campos do mi infancia tan deprisa transcurrió,

he venido, Saladillo, a rendirte mi homenaje,

al cumplir tu centenario, con cariño y emoción.

He venido como tantos, tantos, tantos de tus hijos

Las Carretas (1963)

Las Carretas (1963)

que se fueron de tu lado pues la vida lo exigió…

y venciendo la distancia, sin pensar en sacrificios

hoy llegaron a tus calles y sin odios ni prejuicios

se confunden en abrazos y sonríen como niños,

pues llenaste nuevamente de niñez su corazón…

En precioso ramillete desfilaron orgullosos,

Malón (1963)

Malón (1963)

estudiantes que marcharon con donaire y decisión,

los niñitos tan pequeños con sus pasos tan graciosos,

que guiaban los maestros y enseñaban cautelosos,

a seguir siempre adelante alentando una ilusión…

Esos bueyes asusados que arrastraban la carreta,

Tropilla (1963)

Tropilla (1963)

aquel hombre que sembraba la semilla con su diestra,

el malón que con sus potros hizo el piso retumbar,

las madrinas que seguían tan seguras sus tropillas,

los jinetes que pegados parecían a sus sillas

a pesar de las cabriolas de sus fletes al brincar.

Cual promesa de tu suelo, fueron luego los tractores

Sembrador (1963)

Sembrador (1963)

demostrando su potencia al rugir de sus motores,

y después, como un recuerdo imposible de borrar,

esas luces que volaban hasta el cielo en mil colores

y se abrieron allá arriba semejando hermosas flores,

que a tu noche iluminaban con su brillo sin igual…

Pero antes de dejarte,  unas líneas también quiero

Maquinarias (1963)

Maquinarias (1963)

dedicarlas para aquellos que en silencio a ti te dieron

de la vida algo muy bello, su trabajo y su lealtad…

y aunque el manto del olvido su memoria ya ha cubierto,

son tus casas y tus calles las que nombran todo esto

y que dicen que presentes, en tu día ellos están…

A esas damas, cual mi abuela, que a pesar de sus quehaceres,

por los niños desvalidos aumentaron sus deberes

entregadas sin descanso a brindarles caridad…

en su tumba, silenciosa, he dejado algunas flores

en el nombre de esos niños que calmara sus dolores

y borrara la tristeza que produjo su orfandad…

Me inspiraron estos versos todas estas emociones

con palabras muy sinceras, con estilo muy sencillo…

y al partir a Dios le pido, que por siempre iluminada,

veas tu senda promisoria, por la luz de la alborada

y te digo solamente, hasta siempre, Saladillo…

31 de Julio de 1963 – Graziella Licia Moreno Caro de Jordán

2 Comments

  1. elba beatriz sarlo 2013/09/14 15:57 Responder

    saladillense llevada lejos, pero tan ahí.

    SÓLO ESTE CIELO
    Constelan las estrellas mi destino.
    Éste.
    Como este cielo de sur infinito.
    No hay otro,
    como no hay otro cielo
    más allá de mis ojos.

  2. Luis A. Nagore 2017/04/16 17:47 Responder

    Hermoso valioso recuerdo … Lo tengo presente y quien fue la reina del centenario?…. Silvia Sorio Abrazo extenso a mis raices Saladillense

Responder a Luis A. Nagore Cancelar respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>