“DEL RANCHERÍO INICIAL A LA CIUDAD DEL SIGLO XX”

Casa de Remate de Francisco Rivero

Casa de Remate de Francisco Rivero (Actual Hotel Saladillo)
Fotografía: “El Argentino” – 25/05/1910

Hubo a comienzos del Siglo XX una campaña para que todos los vecinos blanquearan los frentes de sus viviendas. La idea era mejorar la imagen de aquella aldea de ranchos bajos, fundada en 1863, adaptándose a los nuevos tiempos de progreso que anunciaba el nuevo siglo. Algunos, más pudientes, fueron más allá de la propuesta y revocaron sus edificios con relieves ornamentales.

Transcribimos la nota publicada sobre esta cuestión en el periódico “El Pueblo” del 06/11/1904:

Saladillo cambia de aspecto. Ya no es esa población de paredes ruinosas, obscuras, en consorcio sugestivo con los torcidos y rugosos paraísos, que parecía caminar hacia la vejez, apoyándose en la tradición de sus alegrías populares pasadas y en una edificación pobre y monótona.

Ahora todas las paredes blancas, alegran el conjunto, destacándose las dobles hileras de los árboles, cuajados de hojas y flores primaverales, en una armónica renovación, que invita al recreo y a la poesía.

Los edificios mejores ostentan ya los andamiajes que sostendrán a los artesanos que van a restaurar los frentes, decorándolos artísticamente.

Muchos frentistas harían falta para llenar las necesidades de la temporada.

En estos días comenzarán a revocar los frentes de sus edificios, J Claudio Demaría, Carmen Ruíz de Bonaccio, María Marín de Ochoa, Catalina B de Arrospide, César Freccero, Aureliano Roigt, Emiliano Noriega, Thómas y Coutiño, Martín Otamendi, José Borrás, Serapio Escarrá, etc.

El edificio que construye el señor Francisco Rivero al lado de el del Sr Mañana, será uno de los que decorará a Saladillo por su hermosa construcción.

El Progreso de Demaría Hnos

El Progreso de Demaría Hnos
(Actualmente “La Ferretería” destruida por el fuego)
Fotografía: “El Argentino” – 25/05/1910

La casa de los señores Demaría Hermanos es una obra de vastas proporciones y buen gusto arquitectónico, que como casa comercial, es sin duda la primera.

Adelantamos rápidamente y adelantaremos mucho más si formamos el propósito de mirar el progreso local, como el de nosotros mismos, ya que en este pueblo encerramos todas nuestras afecciones e intereses”.

One Comment

  1. Graciela Savone 2014/09/23 0:36 Responder

    Qué interesante es enterarse de las distintas historias de Saladillo, como en este caso, referente a las pinturas y arreglos de los frentes de las casas. Muy lindas notas. Muchas gracias.

Responder a Graciela Savone Cancelar respuesta