DE «LA HIGIÉNICA» A «LA NUEVA RIVADAVIA»

La Nueva Rivadavia

La Nueva Rivadavia

De la muestra «Tantos Panes como Sueños» (1), realizada en nuestro Museo en el año 2016, quedó de manifiesto la “rica” historia de las panaderías de nuestro pueblo.

En nuestra reciente nota sobre la Avenida Rivadavia (2), contamos también la “larga” historia de nuestra avenida principal. Decíamos allí que desde un primer momento, Rivadavia fue la arteria comercial más importante y sigue siéndolo.

En la esquina de ésta con la calle 12 de Octubre, se encuentra la panadería más antigua de Saladillo. Tan vieja, pero al mismo tan nueva, “La Nueva Rivadavia” lleva más de un siglo invadiendo con su rico aroma a pan recién horneado, al centro saladillense.

La Higiénica

La Higiénica

En el año 1870, Pedro Bascou instaló una de las primeras panaderías de nuestro pueblo. La colectividad francesa, a la que pertenecía, era la tercera en importancia en los tiempos de la fundación y las tradiciones panaderas entre ellos son legendarias.

“La Higiénica”, le puso don Pedro a su panadería y la elección de ese nombre no fue azaroso. Los conocimientos científicos eran muy pocos y los índices de mortandad muy altos. La higiene en los alimentos fue entendida como una cuestión de suma importancia.

El edificio se levantó en la esquina de Rioja (12 de Octubre) y Rivadavia. Cuenta la tradición oral, que en un principio la cuadra se encontraba en la esquina misma, donde ahora se halla el local de atención al público.

Al iniciarse el siglo XX, la hija de don Pedro, Graciana Bascou, se casó con don Juan Etchegoyen y continuaron al frente de “La Higiénica”. Don Juan fue además un autodidacta de gran cultura, que tuvo mucha influencia en la historia educacional de Saladillo (3).

Juan Etchegoyen y Graciana Bascou

Juan Etchegoyen y Graciana Bascou

Alrededor de 1940, los hermanos Iocco adquirieron “La Higiénica”, cuyo nombre se diluyó en el tiempo, pasando a ser conocida simplemente como la Panadería de Iocco. Las tareas estaban estratégicamente distribuidas: Antonio se ocupaba del amasado del pan; Federico era el maestro en el horno; Fernando “Toto” elaboraba las facturas; Ramón atendía al público y Pablo la sucursal ubicada en la calle Sojo, entre Rivadavia y Mitre.

En la década del ’80 los hermanos Iocco cedieron la posta a su nuevo dueño, Norberto Nieto, quién la rebautizó con el nombre de “La Nueva Rivadavia” y remodeló hermosamente el local.

Orgulloso de mantener la tradición del horno a leña, al igual que lo hiciera don Pedro Bascou hace 147 años, “La Nueva Rivadavia” es la panadería más antigua de nuestro pueblo, que se mantiene en actividad.

Posando frente a la leña

Posando frente a la leña

Familia Ioco

Familia Ioco

En la cuadra

En la cuadra

Guitarreada en la cuadra

Guitarreada en la cuadra

Fiesta en la cuadra

Fiesta en la cuadra

Horneando el Pan (Fotografía de Ana Gaddi)

Horneando el Pan (Fotografía de Ana Gaddi)

Amasando el pan (Fotografía de Ana Gaddi)

Amasando el pan (Fotografía de Ana Gaddi)

(1)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2016/10/tantos-panes-como-suenos/

(2)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2017/11/rivadavia-nuestra-avenida-principal/

(3)   http://historiasaladillo.com.ar/hs/2017/05/don-juan-etchegoyen-un-maestro-autodidacta/

One Comment

  1. Alejandro Mariotto 2017/12/03 16:43 Responder

    Hermosa crónica. Esta Panadería la conozco desde muy chiquito. Recuerdo cuando la tenía la flia. Iocco y yo iba a comprar pan y/o facturas. Recuerdo cuando cambió de dueño y pasó a llamarse “Rivadavia”, y mas adelante, luego de una remodelación del salón de ventas la rebautizaron “La nueva Rivadavia”.
    En esa esquina, en la vereda, a fines de los 70 y hasta bien entrado los 80, los vecinos se juntaban a recibir el año nuevo, uno de los organizadores de ese evento era Juan Carlos Delrieu.

Deja un comentario