“EL CASAMIENTO DEL INTENDENTE”

Delia Gowland - Federico Álvarez de Toledo

Delia Gowland – Federico Álvarez de Toledo

A fines de 1903, Francisco Emparanza estaba terminando su primer mandato como Intendente por el Partido Republicano. Su figura era fuertemente resistida por el Partido Radical, que se expresaba por medio del periódico “El Argentino”, entonces dirigido por los periodistas Félix Rojas y Víctor Simón.

En varios conflictos entre ambos bandos había terciado como mediador el acaudalado estanciero Federico Álvarez de Toledo, hijo del miembro de la Comisión Fundadora del Pueblo, a quien por entonces se lo nombraba como el venerable anciano Don Federico Álvarez de Toledo.

Surgió de este modo como natural, la candidatura a Intendente de Federico Álvarez de Toledo (hijo), quien fue electo para el período 1904-1905. Su postulación, según veremos y utilizando términos actuales, fue una candidatura testimonial, ya que delegó su mandato en el Presidente del Concejo Deliberante, que no era otro que el Doctor Francisco Emparanza, quien de este modo, como Intendente Interino continuó al frente del municipio.

Las razones de sus licencias fueron dos: Un viaje de placer a Europa, que emprendió a poco de asumir, hasta finales de 1904 y su posterior casamiento, de cuyos datos nos ocuparemos en esta nota.

Estancia La María Antonieta

Estancia La María Antonieta

En noviembre de 1904, el Intendente Álvarez de Toledo regresó de Europa a bordo del buque “Capitán Ortegal”. De inmediato viajó a Saladillo, donde fue recibido por sus amistades y continuó camino hacia su estancia “La María Antonieta”. Se especulaba con su renuncia, pero no lo hizo, y apenas si atinó a ocuparse del mantenimiento de los caminos rurales, incluidos los que atravesaban su campo.

Pronto se supo de la prórroga de su licencia, el señor Intendente anunciaba su casamiento con la señorita Delia Gowland Büttner. El evento tendría lugar el 5 de junio de 1905, en la Basílica Nuestra Señora del Socorro de la Capital Federal. La pareja iniciaría su luna de miel en “La María Antonieta” y el 25 de junio partirían a Europa en el “Capitán Ortegal”.

El viernes 2 de junio, a modo de despedida de soltero, los amigos del novio le ofrecieron una cena en el aristocrático “Jockey Club” de la Capital Federal. Al otro día tuvo lugar la ceremonia civil en la que actuaron como testigos los señores Jorge Gowland y Adolfo Buttner, por parte de la novia, y por el novio lo hicieron los señores Carlos Villate Olaguer y Samuel Ayarragaray, propietario de la estancia “Siete de Diciembre”, que años más tarde también sería Intendente de Saladillo por el Partido Conservador.

Basílica Nuestra Señora del Socorro

Basílica Nuestra Señora del Socorro

La ceremonia religiosa se realizó el lunes 5 en la Basílica del Socorro, hermosamente adornada con luces y flores.

La novia ingresó del brazo de su hermano Carlos Gowland, luciendo un elegante vestido de muselina de seda con encajes. El novio iba acompañado de su hermana Eugenia Toledo de Videla. El cortejo nupcial de familiares y amigos que los acompañaron al altar, estaba formado por: la señora Enriqueta Büttner de Gowland con el doctor Nicolás E. Videla; Matilde Toledo de Díaz Vélez con Carlos Díaz Vélez; señorita Paulina Gowland con Federico Videla Toledo; María Eugenia Videla Toledo con Alejandro Gowland; Emma Gowland con Carlos Videla Toledo y Magdalena Gowland con Alberto Gowland.

Al ingreso de los contrayentes la orquesta ejecutó la marcha religiosa de Gluck y mientras Monseñor Romero, Obispo de Jasso, bendecía la unión, se escuchó un solo de arpa.

Actuaron como padrinos de la ceremonia religiosa la señora Enriqueta Gowland de Büttner y el doctor Nicolás E. Videla, en representación del “venerable anciano Don Federico Álvarez de Toledo”, que se encontraba de paseo en Europa.

Después, la pareja pasó a la sacristía de la Basílica, donde recibió las felicitaciones de la concurrencia.

Con posterioridad, en la residencia de la señora de Gowland se realizó una fiesta que se prolongó hasta entrada la noche.

Entre los numerosos regalos predominan los collares de perlas, prendedores de zafiros, pulseras de oro, prendedores de oro con perlas o rubíes, anillos con brillantes, cruces de oro, gemelos esmaltados, etc.

Como estaba anunciado, el Intendente Toledo y su esposa, llegaron a Saladillo el martes en un tren expreso, alojados en un lujoso coche perteneciente a la familia Díaz Vélez. De inmediato pasaron a su residencia en “La María Antonieta” y días más tarde partieron hacia Europa.

Buque Capitán Ortegal

Buque Capitán Ortegal

3 Comments

  1. Jorge Lenzi 2017/12/31 13:38 Responder

    Querido Marcelo, una descripcion muy prolijja de una epoca ya muy lejana. Federico A de T (hijo) fue Ministro y alto funcionario en otros cargos durante las dos presidencias de Yrigoyen y tambien en la de Alvear (1916-1930). Encarcelado tras el Golpe de Uriburu fue trasladado al “Penal del fin del Mundo”. Hermano mayor de la madre de mi papa, Sara Alvarez de Toledo de Lenzi. La pagina cada vez mejor. Adelante y Feliz 2018.

  2. Inés Álvarez de Toledo 2018/05/10 21:54 Responder

    Estimados Marcelo y Jorge Lenzi: Hoy leí el artículo sobre el casamiento de Federico Álvarez de Toledo hijo y Delia Gowland. Precioso. Soy la bisnieta de Matilde Álvarez de Toledo, “Mele”, casada con Carlos Díaz Vélez. Un placer la nota que nos trae la historia de hace ya un siglo. En la estancia “Un Durazno” de Rauch, conservamos cartas que se escribían desde la estancia “La María Antonieta”, de Saladillo. Preciosas.

Deja un comentario