“FIESTA DE PASCUA EN 1888”

Saladillo Siglo XIX

Dibujo del aspecto de Saladillo a fines del Siglo XIX: en primer plano la antigua Escuela Nº1, luego la antigua Municipalidad, más allá la vieja Iglesia y la Casa Parroquial – Publicado en “La Semana” – 27/07/1963

Que la Pascua es la principal fiesta del Catolicismo y que Saladillo es un pueblo con fuerte raigambre católica, no constituye ninguna novedad. Poder acceder a una crónica de la celebración de la Pascua en Saladillo a fines del Siglo XIX, sí lo es, y adquiere un valor histórico que trasciende a la grey católica local.

Era por aquellos días el Cura Párroco de Saladillo, Don Vicente Travascio (1), quien entre sus primeras medidas se ocupó de adquirir nuevos ornamentos, los que serían utilizados en aquella Semana Santa de 1888.

Para hacer frente a los gastos que traería aparejada la celebración, los señores Francisco Demaría, Ulpiano Canal y Dalmiro Langlois realizaron una suscripción pública en la que colaboraron según refiere “La Voz del Saladillo” hasta «personas ajenas al culto católico».

Tres sacerdotes llegaron al pueblo para ayudar a Travascio en las celebraciones litúrgicas de la semana.

En otras oportunidades nos hemos referido a lo reducidas que resultaban las dimensiones de la antigua capilla. Pero transcribamos textualmente la descripción que hace el periódico, la cual no tiene desperdicio:

Como lo preveíamos han estado lo más concurridos los actos de la Semana Santa. La concurrencia apiñada en nuestra capilla ha sufrido lo que no es decible. Apretones, estrujones, pisotones, calor y molestias de toda especie, soportando todo con santa paciencia y aspirando un aire viciado y cargado de las emanaciones de tantos pulmones. Era un vapor insoportable. Hubo niñas y sras que se han visto acometidas de sincopes”. (“La Voz del Saladillo” – 01/04/1888).

Varios sermones fueron realizados por el presbítero Francisco Arreche, secretario del Arzobispado, y la procesión fue realizada en la plaza, ocupada por una multitud.

Finalmente, el domingo de Pascua, la pequeña Iglesia se vió desbordada y muchos vecinos regresaron a sus casas, imposibilitados de poder acceder a la celebración.

Pero la Pascua era una auténtica fiesta y como tal no se limitaba a las señaladas celebraciones litúrgicas. Un grupo de jóvenes propuso la realización de un baile en los salones de la Municipalidad. Se cursaron las respectivas invitaciones y llegada la noche todos se aprestaban para concurrir a la velada. Pero un fuerte viento huracanado, que afortunadamente no hizo mayores destrozos, fue suficiente para que la reunión se postergara.

Al día siguiente, sin desanimarse, los jóvenes volvieron a recorrer las casas de cada familia, particularmente aquellas habitadas por las niñas más lindas del pueblo. Nuevamente a la hora señalada volvió a llover, pero el deseo de concluir la fiesta de Pascua con un baile fue más fuerte y muchos se acercaron hasta la Municipalidad, pese al mal tiempo.

A las diez comenzó la danza con una orquesta improvisada, dirigida por Federico Ubezzio. No pocas parejas se formaron aquella noche en Saladillo y la alegría pascual puso fin a los tristes días de la cuaresma.

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/03/el-arribo-del-cura-travascio-a-saladillo/

One Comment

  1. Tito 2014/04/20 20:24 Responder

    Estimados amigos, muy valioso testimonio del cura Travascio y su actuación en Saladillo que nos es grato compartir, pues leyendo su actuación allí, llego a la conclusión que fue muy similar a la desplegada aquí en Maipú, lugar en el que se desempeñó cuando dejó Saladillo, llegando a ser partícipe de la inauguración de la nueva Iglesia levantada durante sus años de permanencia entre nosotros. Felices Pascuas para todos los amigos allí en Saladillo. Un saludo cordial y maipuense para Uds.

    http://wwwelamigo.blogspot.com

Deja un comentario