“IMPRENTAS Y PERIODISTAS DEL VIEJO SALADILLO”

Imprenta de «El Argentino»

Imprenta de «El Argentino»

Corría el año 1943 y hacía ya una década que el joven Miguel Ángel Volonté se encontraba al frente del periódico “El Argentino”. Preocupado siempre con engalanar su hoja con artículos de interés local, le solicitó a su colega y amigo, don Olegario Teso que realizara un artículo sobre las Imprentas y Periodistas del Saladillo.

Charlando frecuentemente con vecinos de buena memoria, muchos recuerdan la imprenta de Teso, ubicada en la calle Belgrano, frente a la Iglesia. Él era director del periódico “Confraternidad”, que difundía los intereses de la colectividad española (1).

La lectura de ese artículo que gentilmente Olegario Teso aceptó escribir para su amigo Volonté, nos hizo pensar en reproducir algunos de sus párrafos para revivir la historia de nuestro periodismo directamente de la pluma de uno de sus principales cultores:

Miguel Ánel Volonté

Miguel Ánel Volonté

Siempre he sido rebelde para escribir sobre temas previamente fijados, por conceptuarlo una imposición. Empero en esta oportunidad, procuro hacer una excepción ante el pedido que me formula el amigo y estimado joven Miguel Ángel Volonté, actual director de El Argentino, tipógrafo y periodista, todo lo cual está aliado con el buen compañerismo y camaradería, para poder quebrar la rebeldía y complacer en la mejor forma posible al singular colega.

Escribir respecto a la imprenta en Saladillo, resulta bastante fatigoso, ya que solamente tengo conocimiento del año en que se dice fue instalada la primera, ignorado el día y mes, como así mismo los nombres de los tipógrafos que en época tan remota hicieron conocer en este pueblo el civilizador oficio, como a la par delicado arte de Gutemberg.

Y así como desconozco el día y mes de la instalación de la primera imprenta, así también ignoro la de la aparición del primer periódico. Hay quien afirma que «La Voz del Saladillo», dirigido por José Antonio Rossi y Máximo Ledesma, data de 1872. Sin embargo, tengo en mi poder un ejemplar correspondiente al día 12 de febrero de 1882, año VII, Nº 6, por el cual deduzco que la aparición del citado semanario no concuerda con el año que se manifiesta primeramente. (Este punto ha sido dilucidado. En la Hemeroteca del Museo de Saladillo se conservan los primeros ejemplares de “La Voz del Saladillo”, que efectivamente fue fundado el 12 de febrero de 1872) (2). Igualmente poseo otro ejemplar del periódico saladillense «La Vanguardia», del 26 de marzo de 1882, en el que se lee que fue fundado el 5 de octubre de 1879, siendo su director administrador, Eleuterio G. Mejìas (3).«La Voz del Saladillo», figura con un formato de 51 x 71 y ½ centímetros, y «La Vanguardia», con uno de 44 y ½ x 65 centímetros, lo cual demuestra que la o las imprentas donde se editaban, eran de importancia como talleres gráficos en aquellos lejanos años, por cuanto el tipo común y el de los titulares, son variados y de distintos cuerpos, incluyéndose además las orlas, viñetas y rayados, que son complementos esenciales en todo taller de tipografía. La impresión, por su nitidez, revela que la máquina, rodillos y tinta, eran buenos, aunque no sé si en vez de máquina o minerva, usarían la primitiva  «prensa», pues en este caso, tendrían que mojar el papel antes de imprimirlo. Fuere lo que fuere, los ejemplares mencionados ponen de relieve que los tipógrafos e impresores que componían, armaban e imprimían ambos periódicos, debían ser tan expertos como competentes en el magnífico, como nunca bien loado arte, que desde su invención hasta nuestros días tanto se ha perfeccionado entre nosotros.

Imprenta de «La Voz del Saladillo»

Imprenta de «La Voz del Saladillo»

Si me atengo a lo que en el opúsculo «Apuntes para la Historia de Saladillo», escribió el inolvidable periodista y recordado propulsor del adelanto local, Manuel Ibáñez Frocham, puedo decir que la primera imprenta instalada en este pueblo, dataría de principios del año 1880, cuyos materiales, según el mismo autor, fueron comprados en Exaltación de la Cruz.

A partir del citado año, aparecieron aquí diversos periódicos, lo que hace suponer que había más de una imprenta, con lo cual se evidencia que Saladillo puede figurar con méritos propios como uno de los primeros pueblos de la provincia en los que la tipografía y el periodismo mancomunados, colaboraron en forma notable y eficiente por el adelanto cultural de esta bien amada población y por ende del país.

En 1898, Benito Otero, el poeta autor de «Fruta Temprana», edita «La Concordia» (4). En 1900, Víctor Simón y Félix Rojas, fundan «El Argentino», periódico que en noviembre de 1909 compra Julio A. Volonté y que dirige durante un cuarto de siglo, siendo redactado desde 1930 y dirigido desde su lamentable desaparición, por su hijo Miguel Ángel (5) (6). En 1904, Vicente Conejero, y creo que Moisés Curiel, instalan una imprenta y editan «La Época» (7). En ese mismo año, Enrique Thomas y Coutiño, funda «El Pueblo», con imprenta propia. (8). Más tarde, Facundo y Ángel L. Rosales, se establecen con un tallre de tipografía en el que editan «El Ciclón», cuyos materiales y minerva compró, años después, Francisco Lazcano, ampliando así el que poseía en Roque Pérez. En 1911, Emilio B. Cancela, que tenía en ésta una daguerrotipia, anexa a la misma una imprenta, en la cual edita un «Álbum de Saladillo». (Recomendamos ver este álbum en www.saladilloensepia.com.ar ). Dicho taller lo adquieren más tarde los hermanos Sánchez, el que después venden a Ramón T. Contreras, quien pensaba instalarlo en Pirovano, pero, por causas que no recuerdo, lo hizo transportar para la ciudad de Bolivar. También en 1911, Pablo G. Rus, copropietario de la fábrica de luz eléctrica, adquiere una imprenta, la que es regenteada por Marcelino Emmerich, editándose en la misma un periódico – revista, intitulado «Yapeyú». Dicha imprenta fue más tarde comprada por Juan J. Suquía, quien la vende tiempo después a Juan J. Barea, siendo hoy una parte de la misma la que posee Orlando Sanguinetti (9). En 1912, Manuel Ibáñez Frocham y Santos Elizalde, compran en Lobos un taller gráfico, el que traen e instalan en ésta. En diciembre de 1917, el que estas líneas hilvana, instala la actual imprenta «Confraternidad». Años antes, Benigno Olive, también estableció un taller tipográfico, editando el periódico «Adelante», que se repartía en Roque Pérez y cuya imprenta fue después adquirida por Fausto Lüders, quien edita actualmente «El Radical» en la población mencionada. La última imprenta la trajo de un pueblo de la provincia, Arturo Torres, de la cual es su actual propietario, Saturnino Gastaca.

Olegario Teso

“El Argentino”, 20/02/1943

Olegario Teso

Olegario Teso

  1. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/02/confraternidad-el-periodico-hispano-argentino/
  2. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2013/12/la-voz-del-saladillo-el-primer-periodico-local/
  3. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/11/la-vanguardia-un-periodico-de-protesta/
  4. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2017/07/fruta-temprana-el-primer-libro-de-poesias/
  5. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/05/el-argentino-y-sus-propositos/
  6. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/01/el-primer-volonte-y-el-argentino/
  7. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/12/la-epoca-y-sus-reclamos-por-el-saladillo-que-sera/
  8. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2015/12/el-pueblo-el-periodico-conservador-de-enrique-thomas-y-coutino/
  9. http://historiasaladillo.com.ar/hs/2017/08/don-orlando-sanguinetti-el-historiador-olvidado/

Deja un comentario