“EL PANTEÓN DE LA SOCIEDAD ITALIANA”

Panteón de la Sociedad Italiana

Panteón de la Sociedad Italiana

Por iniciativa de José Antonio Rossi, el 20 de septiembre de 1874, se creó la «Societá Italiana di Mutuo Soccorso e Istruzione», con la finalidad de nuclear a los miembros de esa colectividad en Saladillo, la más numerosa, aunque teniendo también un espíritu cosmopolita de integración con los vecinos argentinos y de otras nacionalidades.

En aquellos primeros años de fuerte arribo de inmigrantes, todos sus esfuerzos estuvieron centrados en recibir a los compatriotas recién llegados, ayudarlos a afincarse, conseguir un trabajo y asistirlos en sus necesidades. En la medida que estos objetivos estuvieron cubiertos, desarrollaron actividades culturales para mantener los lazos con su país de origen.

Fue en una asamblea del año 1893, que el profesor Vittorio Volpi propuso que cuando la Sociedad contara con recursos, se construyera una tumba social, para dar sepultura a sus miembros.

Hacia 1910 se propusieron adquirir un terreno para la sede social y construir el edificio de la misma junto a un gran teatro para sus actividades culturales, el que finalmente se pudo inaugurar el 7 de marzo de 1917 (1).

En enero de 1930 asume la presidencia de la Sociedad el señor Egidio Michelini, quien retoma aquella vieja propuesta del profesor Volpi. Casi de inmediato se adquiere un terreno apropiado en la necrópolis y encargan al eximio escultor Arduino Dassatti, que era miembro de la comisión, que junto al constructor Domingo De Titta y al señor Marsilio Pizzoli, diseñen el panteón a construir.

Para reunir los fondos necesarios se decide la venta de un terreno contiguo a la sede social.

Se trata de una construcción vigorosa, pero de estilo sobrio. Consta de una gran capilla con una artística puerta de hierro secundada por sólidas columnas que sostienen el frontis. En la parte posterior se encuentran los nichos.

La obra fue dirigida por el constructor Domingo De Titta, la marmolería fue colocada por don Antonio Di Leo y Arduino Dassatti, y la gran puerta de hierro fue obra de don Francisco Fiol.

Sermón del Padre Ráed en la inauguración

Sermón del Padre Ráed en la inauguración

Cuando todo estuvo listo se eligió para su inauguración el día 2 de noviembre de 1934, celebración de los Fieles Difuntos. Pero el acto se inscribió también en el marco del 60º aniversario de la Sociedad Italiana en Saladillo y el 16º aniversario de la Batalla de Vittorio Veneto, en la que las tropas italianas vencieron al ejército austrohúngaro, durante la Primera Guerra Mundial.

Un centenar de asociados se reunieron en la sede de la avenida Moreno y en caravana de automóviles se dirigieron hasta el cementerio. Allí, el Cura Párroco José Ráed ofició una misa y bendijo el nuevo panteón. Luego el señor Orlando Sanguinetti realizó una reseña histórica de la colectividad italiana en Saladillo.

Los festejos culminaron el día 4, con una velada en el teatro de la Sociedad. Un grupo de aficionados compuesto por Emilia Carenini, Eva Azcárate, Lilia Ortalli, Fanny Seoane, Justo Idoeta, Juan D’Atri, José Merinet, Roque Di Giulio, José Picerno, César Refort, Miguel Olasagaste y Antonio Mendoza, como apuntador, pusieron en escena el sainete “Corto Circuito” de Chiarello y “Veranito de San Juan” de Antonio Botta y Vicente Cotal.

(1) http://historiasaladillo.com.ar/hs/2017/08/el-teatro-marconi-de-la-sociedad-italiana/

Deja un comentario