“EL PIBE CABEZA POR LOS CAMINOS DE CAZÓN”

«El Pibe Cabeza»

«El Pibe Cabeza»

La presencia de la firma Nestlé en nuestro país data de fines del siglo XIX, pero su radicación definitiva se produce a principios de la década del ’30. Sus leches condensadas, harinas lacteadas, chocolates, caramelos, cafés y un sinnúmero de productos que se van incorporando, alcanzan gran popularidad.

En Saladillo y los pueblos de sus alrededores, era el representante de la firma en 1937, el joven Enrique Arroyo.

Siendo la totalidad de los caminos de tierra, el modo más cómodo de viajar era el ferrocarril, pero para que tuviera mayor libertad de movimiento, sin depender de los horarios del tren, la empresa lo proveyó de un moderno automóvil Ford 8, modelo 1935.

Luego de visitar su  numerosa clientela en Saladillo, el señor Arroyo pasó por los pueblos de Toledo y Polvaredas, para dirigirse luego hacia las estaciones de Cazón y Del Carril, planeando emprender posteriormente su regreso a Buenos Aires.

Era el sábado 16 de enero de 1937, una hermosa tarde de verano, ideal para disfrutar de los caminos rurales.

Luego de pasar el Vivero de Cazón, por el camino que se dirige hacia Del Carril, divisó un lujoso vehículo sedan de cuatro puertas, marca «Lafayette Nash», parado a un costado del camino. Cuatro hombres elegantemente vestidos le hicieron señas para que se detenga.

Arroyo supuso que los hombres habían sufrido algún desperfecto mecánico y siendo él un conocedor de esos difíciles caminos, sabía que a nadie se dejaba abandonado en esos lugares. Otro día podría ser él quien necesitase de auxilio y en consecuencia detuvo la marcha. (más…)

“EL MONUMENTO A EMPARANZA: UNA FIGURA CENTRAL”

Monumento de Emparanza

Monumento de Emparanza

El monumento a Francisco Emparanza ocupa en nuestra plaza un lugar destacado, central. Su busto colocado sobre un elevado pedestal y rodeado de un conjunto ornamental  en mármol de carrara, que incluye maceteros y bancos, no pasa desapercibido para quienes visitan nuestro principal paseo público.

¿Qué sabemos de él? ¿Qué podremos decir al visitante ocasional de nuestro pueblo que nos pregunte acerca de ese hombre que ocupa un lugar central? En definitiva: ¿Es Francisco Emparanza una figura central de nuestra historia? (más…)

“EL «CHOLO» CATALÁN Y SUS BARRILETES”

El «Cholo» Catalàn (Fotografìa de Walter Nievas)

El «Cholo» Catalàn (Fotografìa de Walter Nievas)

Hijo de doña Marcela Catalán, el 27 de mayo de 1916, nació Gabino Basilio, nombre desconocido para la mayoría, que lo recordará mejor por su afectivo apodo: “El Cholo Catalán”.

Cuando yo era chiquito mi familia era muy pobre – recordaba el “Cholo” en un reportaje que le hiciera nada menos que Carlitos FerrarioSiempre miraba a otros chicos jugando con sus barriletes y pensaba lo lindo que sería poder tener uno”.

Su mamá tenía una amiga con un hijo, que ya se había hecho grande. Un día este muchacho se acerca al “Cholo” y le dice: _ Vení, que te voy a hacer un regalo. Y le entregó un barrilete.

¡Qué alegría me dio!, comentaba el “Cholo” a sus 85 años, con un corazón ya enfermo, pero que nunca dejó de ser niño. Y allí comenzaron a volar sus sueños. Teniendo por modelo aquel primer barrilete, siempre dispuso de algunas cañas, el papel de un diario viejo, un poco de hilo y algunos trapos para hacer las colas y fabricar sus propios barriletes.

Trapos y medias viejas sirvieron también para fabricar otro de los juguetes que alegró su humilde infancia: la pelota.

Y así creció en el potrero, remontando barriletes y jugando algún picado con los amigos del barrio, que aprendieron a quererlo. (más…)

“EL MÁSTIL DE LA PLAZA: UN MONUMENTO DE LOS CONSERVADORES”

Inauguración del Mástil

Inauguración del Mástil
Fotografía de la Colección del Museo de Saladillo

Desde 1923, tiempo de Gobierno Radicales, el centro de nuestra plaza se encontraba adornado con un hermoso kiosco, que servía de descanso a quienes paseaban, lugar de encuentro de los enamorados, y de escenario para la banda de música que alegraba los domingos.

En 1939, en pleno apogeo de los Gobierno Conservadores de la Década Infame, se decide demoler aquel kiosco y emplazar el mástil que actualmente tenemos. (más…)

“TRISTÁN VALVERDE: EL HOMBRE QUE ARÓ LA PLAZA”

Tristán Valverde

Tristán Valverde
Foto cedida por su familia, que forma parte de la Colección del Museo de Saladillo

Cuando en 1863, entre “Patos y Gallaretas”, Mariano Acosta eligió el centro del pueblo, el lugar no era más que un abundante pajonal.

Las primeras obras que se emprendieron fueron la construcción de la Iglesia (actual Teatro La Comedia) y la Municipalidad (un edificio ya demolido que dio lugar a la actual). El lugar reservado para plaza sirvió entonces de obrador, donde se acopiaban los materiales para esos edificios.

La fuerza motriz municipal eran por entonces los caballos y la provisión de alfalfa era en consecuencia una cuestión vital. Fue así que en 1871 se tomó la decisión de sembrarla en el espacio reservado para plaza. El encargado de ararla fue Don Tristán Valverde, quien residía en el pueblo desde 1864. (más…)

EDUARDO GONZÁLEZ PRESENTÓ «TABORDA POR TABORDA»

Taborda por Taborda

Taborda por Taborda

El 15 de julio de 1917, hace exactamente 100 años, se extinguía la vida del Dr. Héctor A. Taborda. Sus contemporáneos e innumerables vecinos nuestros a lo largo de un siglo han quedado deslumbrados con la figura de ese hombre de paso fugaz pero de marca indeleble. En nuestros días es Eduardo González quién más se ha visto cautivado por Taborda: fue al pueblo en el que nació, a los lugares donde estudió, conservó sus fotos, sus escritos, los discursos, volvió a transitar por donde transitó Taborda.

Producto de ese interés apasionado por la vida de ese hombre, surge este libro que hoy nos comparte con un entusiasmo que contagia. Como expresa Eduardo: “Es muy difícil, sino imposible para mí, escribir objetivamente sobre quien no conocí”. Por eso, luego de aportar los principales datos biográficos de su vida, recurre a las citas de sus compañeros y amigos de época, pero fundamentalmente, en un DVD adjunto le devuelve la palabra a Taborda en sus discursos y escritos, y nos lleva a conocer a «Taborda por Taborda». (más…)

“EL TRABAJADOR RURAL Y SUS CONDICIONES DE TRABAJO”

Trabajadores rurales en Saladillo (1938)

Trabajadores rurales en Saladillo (1938)
Fotografía aportada por la Sra Bety Rivanera, perteneciente a su padre Nino

El escritor Eduardo Mallea, quien fuera durante muchos años Director del suplemento literario del diario “La Nación”, publicó en 1938 su libro “Historia de una Pasión Argentina”. Allí plantea la dicotomía de una “Argentina visible” y otra “Argentina invisible”. Expresa: “Los trabajadores del poderoso poema viviente de mi tierra estaban ocultos, sumergidos. Esa riqueza humana incalculable era un tesoro oculto, hundido muchos metros debajo de la ostensible nación”.

El periódico “El Argentino” del 22 de octubre de 1938, publica el “Pliego de condiciones de trabajo propuestas por el Sindicato de Obreros Rurales de Saladillo”.

La “Argentina invisible”, que también era invisible entre nosotros, en su condición de tal, no aparecía en los diarios. Pero, la lectura de este “Pliego”, nos permite ver como a trasluz a ese “tesoro oculto” al que refiere Mallea. (más…)

“EL BANCO REGIONAL DEL SALADO”

Banco Regional del Salado

Banco Regional del Salado
(Ex “Tienda Los Vascos” – Actual “Ferretería La Toribia”)

Un signo inconfundible del crecimiento de un pueblo es la instalación de nuevas casas bancarias. En tal sentido la apertura en Saladillo de la sucursal del Banco Provincia en 1883 y la del Banco Nación apenas iniciado el siglo XX, expresan el impulso que el nuevo pueblo tomó a pocos años de su fundación.

Pero transcurridos 100 años, ese crecimiento debía ser ratificado. A fines de 1963, la apertura del Banco Regional del Salado viene a poner de manifiesto el deseo de Saladillo de seguir creciendo. (más…)

“GUILLERMO ENRIQUE HUDSON EN EL MANGRULLO”

Hudson en El Mangrullo

Hudson en El Mangrullo

En el tiempo mismo en que se estaba fundando el pueblo de Saladillo llegó a la estancia “El Mangrullo” un viajero que fue recibido por el mayordomo del establecimiento, el Comandante de Guardias Nacionales Dionisio Pereyra. Se trataba del escritor Guillermo Enrique Hudson quien recorrió la pampa en esos años, cargando sus ojos de recuerdos que luego volcaría en sus libros, durante su autoexilio en Inglaterra.

Pereyra fue miembro activo de la Comisión Fundadora del Pueblo y protagonista central en la lucha contra los Pueblos Originarios en esta parte de la frontera. Seguramente en alguna rueda de mate Hudson habrá recibido de primera mano los relatos de esas historias. Si bien escribió sobre su paso por “El Mangrullo”, es una pena que no nos haya dejado un relato de nuestros años fundacionales, escritos por la pluma de tan eximio escritor. (más…)