“EL TRASPASO DEMOCRÁTICO ENTRE INTENDENTES RADICALES”

Intendente Alejandro Armendáriz

Intendente Alejandro Armendáriz
Fotografía perteneciente a la Colección del Museo de Saladillo – Galería de los Intendentes –

La Ley Sáenz Peña fue un avance cualitativo en nuestra historia democrática. En la larga lucha popular que llevó a su sanción, forjó sus bases la Unión Cívica Radical. No fue casual entonces que las masas populares eligieran a Hipólito Irigoyen en 1916, y que tras la alternancia de éste con Marcelo T de Alvear en 1922, fuera elegido nuevamente en 1928.

Esos años dorados de nuestra Democracia tuvieron su correlato en nuestro pueblo y el Partido de Alem e Irigoyen desplazó de la Comuna a los Conservadores.

Vamos a transcribir una nota del periódico “El Debate”, en la que da cuenta del final de mandato del Intendente Radical Alejandro Armendáriz y de su sucesor el Intendente Radical Esteban Escarrá.

En un artículo reciente hemos expuesto las características peculiares del periódico “El Debate”: http://historiasaladillo.com.ar/hs/2014/03/el-debate-un-periodico-afin-a-la-union-civica-radical/

Dice el periódico “El Debate” el 12 de Enero de 1924:

APLAUDIENDO UNA GESTIÓN

Una gestión eficaz al frente del gobierno de nuestra comuna, realizada con absoluta dedicación y exacto conocimiento de las necesidades colectivas, ha sido sin duda la del señor Armendáriz, cuyo espíritu emprendedor y activo, ha podido apreciar el pueblo de Saladillo, en la copiosa obra realizada en su favor con tanto amor como desinterés.

Para los que conocemos el carácter exigente de tales funciones, que en sí siempre absorben el esfuerzo personal en grado sumo, el ejercicio terminado por el señor Armendáriz, ha puesto a prueba el amor de un hombre joven e inteligente por el bienestar público, a cuya defensa y patrocinio, ha sacrificado el goce apacible de su hogar respetable, con el cuidado inexcusable de sus intereses particulares.

Pero es, que en la vida pública, aparte la satisfacción que toda investidura superior da a quien la ostenta, hay mucho de sacrificios y renunciaciones. Por ello, la obra administrativa de la Comuna, su acción general, que tantos intereses diametralmente opuestos debe conciliar, no constituye sino una responsabilidad permanente de carácter público, cuyas derivaciones es posible guardar de posibles desvíos peligrosos.

Con esta atención indispensable, con el celo exigido, el ejercicio del gobierno de la comuna, no es, no puede ser nunca fácil, ni apetecible para el funcionario honesto.

Cumplida su misión, el nombre del señor Armendáriz queda reservado para otro puesto de significación provincial, de cuyo proceso electivo, se hará eco en distintas oportunidades este periódico con los más francos augurios.

OTRO BUEN INTENDENTE

Intendente Esteban Escarrá

Intendente Esteban Escarrá
Fotografía perteneciente a la Colección del Museo de Saladillo – Galería de los Intendentes –

Con la elección de don Esteban Escarrá para el cargo de Intendente Municipal – cuya investidura ostenta con general aplauso desde el 1º del corriente – ha realizado el nuevo Concejo un acto inicial de verdadera cordura y tacto inteligente.

Pocos hombres reúnen como el señor Escarrá, tan gran suma de dotes morales, que le hacen destacar como hombre honestísimo, de carácter bondadoso y amigo de sus amigos.

Las simpatías y afectos que le rodean, sus antecedentes intachables y el prestigio de que goza dentro de su partido, son garantías más que suficientes para merecer la confianza más ilimitada en su gestión administrativa.

Con hombres así, populares en suma, cobran prestigio las instituciones y los núcleos que les auspician.

Esperamos de don Esteban, como familiarmente se le llama, una labor de beneficio público, que continúe la buena racha de intendentes radicales probos y honestos.

Deja un comentario